futbol | partido |

Tottenham Vs Olympiacos: el equipo de Mou logró una remontada implacable

Hubo un detalle que hizo posible la hazaña.

Después de armar la base de lo que sería la selección inglesa en el último mundial y llegar a la final de la última Champions League , el torneo continental más importante, el comienzo del torneo local no fue auspicioso para el ex Newell’s y terminó siendo despedido por la dirigencia de los Spurs. Con el portugués en el banco de suplentes, la primera experiencia en competencia había comenzado con el pie derecho: victoria ante el West Ham. Pero este martes se debía medir por la quinta fecha de la fase de grupos de la Champions frente al Olympiacos de Grecia.

Sin un juego vistoso, el equipo se encontró dos goles abajo en el primer tiempo con un tanto de El-Arabi, marcado a los 6 minutos, y otro de Semedo a los 19 minutos. Sin embargo, antes de irse al descanso, el equipo local logró descontar con un tanto de Dele Alli en tiempo de descuento.

Al comienzo del segundo tiempo donde ocurrió un hecho particular para el futbol del primer mundo. En una jugada digna del fútbol argentino, el alcanzapelotas del equipo londinense devolvió rápidamente el balón para que se haga un lateral, mientras el resto de los jugadores todavía no habían vuelto a entrar en juego. 

El Tottenham tomó mal parado al equipo griego y que Kane marcara el empate y sellara el pase a octavos de final. Sin embargo, el resultado no permaneció inmóvil. Veinte minutos después del empate, los locales lograron revertir el resultado con un gol de Aurier y liquidarlo, cinco minutos más tarde, con otro tanto de Kane.

El Olympiacos mereció más pero  la efectividad del equipo de Mourinho fue letal para el juego. Pero, además, la ayuda extra del joven alcanzapelotas fue crucial, lo que fue valorado y reconocido al finalizar el partido. Por un lado, se dirigió hasta el joven y le agradeció y posteriormente, en conferencia, lo elogió.

“Para hacer eso, tienes que ser un muy buen recogebalones. Cuando tenía entre 10 y 15-16 años, yo era un gran recogebalones. Y este chico es un gran recogebalones. Entiende el juego, lee el juego, no está ahí solo para ver las gradas o las luces. Está ahí viviendo el juego y jugando el partido muy bien. Al final, quise invitarlo al vestuario para celebrar con nosotros, pero desapareció. No sé dónde está. Es un gran recogebalones, muy bueno. Realmente bueno”. 

Fuente 

Síganos en Google News

Temas