Deportes | futbol | Boca Juniors

¿Por qué no rindió Takahara en Boca? "Se paralizaba" dicen

Gustavo Pinto contó detalles de la estadía del japonés en el Xeneize justo antes de la Intercontinental 2001.

Para muchos el arribo de Naohiro Takahara a Boca fue exclusivamente vinculado al marketing: Boca iba a disputar la Intercontinental contra el Bayern Munich en Japón y el delantero se sumaba al plantel justo antes de la cita contra los alemanes y el Mundial 2002 que se iba a disputar allí y en Corea del Sur. Sin embargo, el oriundo de Mishima reunía buenas condiciones técnicas también, según reveló un ex compañero.

“Era un chico bárbaro, con mucha técnica. Tenía unas condiciones muy buenas pero el Mundo Boca lo superó, entraba a la cancha y se paralizaba”, contó Gustavo Pinto, quien compartió plantel con él en el año 2001.

En diálogo con Pasión Azul y Oro (Radio Génesis), el Chavo amplió: “No plasmaba sus condiciones en la cancha por lo que implica Boca. Pero en el día a día mostraba cosas interesantes. Tenía muy buen control, le pegaba con los dos perfiles, tenía buen cabezazo. Todo eso lo mostró después en el Hamburgo de Alemania”. Taka, proveniente del Júbilo Iwata japonés, también militó luego en Eintracht Frankfurt, un equipo coreano y otros cinco nipones más. También fue convocado por su selección para la Copa del Mundo en Alemania 2006.

“Cuando llegamos a Japón (para la Intercontinental) la gente esperaba a Takahara. El ambiente estaba raro, se veían imágenes de él con la camiseta de Japón, en esa época era todo una revolución y parecía que la gente estaba enojada al no verlo. Eso se sintió desfavorable”, marcó también Pinto, que actualmente dirige a la Octava División xeneize.

Ya en lo referido a lo futbolístico, el mediocampista que ingresó al minuto 99 del cotejo ante Bayern Munich (reemplazó a Javier Villarreal previo al gol de Kuffour) describió las sensaciones de aquel duelo: “Haber estado ahí fue increíble aunque me sentí triste por no haber podido darle eso a la gente. El partido fue atípico, con jugadas y una expulsión muy dudosa (la del Chelo Delgado por simular un penal). Ellos nos hicieron un gol ilícito por la falta a Clemente Rodríguez, pero creo que Boca demostró estar a la altura de las grandes potencias mundiales”.

Síganos en Google News