Policiales | cuarentena | Fiesta | policía

Cuarentena descontrolada en Florencia Varela: "Ya hubo tres fiestas en cuarentena"

En el día de ayer detuvieron a 22 personas por participar en una fiesta electrónica en plena cuarentena y se trata de la tercera desde el aislamiento.

Ayer a las 10 de la mañana la policía finalizó una fiesta electrónica que se llevaba a cabo en Florencio Varela, zona sur del Gran Buenos Aires en plena cuarentena. La hora de la llegada de la policía no es un dato menor, puesto que si a esa hora lograron aprehender a 22 individuos, el número que se encontraba en horas de la madrugada era mucho mayor. Del total de detenidos, sólo 3 personas eran oriundas de la localidad, el resto tuvo que pasar controles policiales para llegar.

Más allá de la fuerte música, a los vecinos les llamó la atención la cantidad de autos que había en la vereda, por lo que decidieron dar aviso a las autoridades. En diálogo con C5N, el trabajador del puesto de diario ubicado en la esquina del lugar sostuvo que se trata de un salón de fiestas que aparentemente fue alquilado y que desde que comenzó la cuarentena ya es la tercera fiesta electrónica que se lleva a cabo allí.

Otra cosa que le llama la atención al empleado es la hora en la que suele llegar la policía, puesto que siempre es a media mañana, aun cuando la fiesta electrónica es evidente. También detalló que la cantidad de autos que se encontraban estacionados era tal que los agentes tuvieron que estacionar sus autos en la mitad de la calle impidiendo la circulación de otros autos.

Fiestas.jpg
Fiesta en plena cuarentena en Florencio Varela

Fiesta en plena cuarentena en Florencio Varela

Terminada la entrevista, los periodistas del canal aseguraron que si en el mismo lugar ya es la tercera fiesta que se realiza, correspondería que la justicia investigue a los dueños del salón de eventos, un lugar que cuenta incluso cuenta con cámaras de seguridad.

No es la primera fiesta que se organiza en cuarentena en esta zona de Gran Buenos Aires, ya que el municipio de Quilmes tuvo que desbaratar un evento que se iba a llevar a cabo este sábado 4 de julio y que se había denominado Not Covid Party, donde sólo podían ingresar personas que se haya recuperado de coronavirus. Según el flayer de la fiesta, la entrada costaba $1.000 y para acceder a ella las personas tenían que ir con el alta médica en la mano.

Síganos en Google News