Créditos hipotecarios

El gobierno establece que los créditos UVA se actualicen por salario y no por inflación

Después de una intensa lucha por parte de los tenedores de créditos,el gobierno de Mauricio Macri busca irse de la gestión con una solución para el problema de los UVA. Pero Fernández tiene otros planes.
sábado, 30 de noviembre de 2019 · 10:40

Los créditos inmobiliarios UVA promovidos por el gobierno de Mauricio Macri fueron una encerrona para miles de personas que buscaban cumplir con el sueño de la casa propia. Varios de los beneficiarios de los créditos se agruparon en estos últimos años para reclamar mancomunadamente al gobierno nacional su situación.

El problema central de este crédito es que las cuotas estaban sujetas al movimiento de la inflación. Como, por lo general, los salarios subían por escaleras mientras la inflación subía por ascensor, las cuotas crediticias terminaron fagocitando el sueldo de los deudores. 

La situación no tuvo el éxito que cosechó en otros países principalmente por ese hecho. El gobierno nacional fracasó en su intento por detener la inflación y, por lo contrario, la aumentó exponencialmente. Es por eso que lo que se tenía como previsto como una cuota media del crédito UVA posicionada en $1.000 más que el costo de un alquiler para un salario de $23.000 en el año 2016, terminó escalando casi el %142 en marzo de este año (sin contar la gran devaluación post PASO).

Así, un crédito UVA de 70 mil dólares otorgado en el año 2016 que tenía como cuota poco más de 6 mil pesos, se incrementó a más de 15 mil pesos a principios de este año. Es por eso que los tenedores de créditos denuncian que la cuota llega a implicarles, en algunos casos, hasta el %60 de su salario.

A raíz de esta problemática, el gobierno nacional había dispuesto, posteriormente a la devaluación de las PASO, congelar las cuotas crediticias para que no siga erosionando el sueldo de los beneficiarios. La diferencia que surgía con el banco privado fue absorbida desde entonces por el Estado nacional. Cómo lo explica el "Secretario de Vivienda de la Nación y Presidente de ProCreAr", Iván Kerr.

Si bien el acuerdo llegaba hasta el mes de diciembre, el presidente Macri impulsó un proyecto de ley que busca establecer la base para las cuotas de los créditos a partir del índice salarial y no por inflación. Más allá de que el mandatario entrega el poder el 10 de diciembre, busca dar una solución que empezaría a regir a partir de enero del año próximo.

Pero los planes del presidente electo Alberto Fernández parecen ser otros. Y no es que el nuevo presidente no tenga en mente dar una solución a los afectados por el sistema crediticio, sino que planea prorrogar por seis meses más el congelamiento de la cuota. De esta manera, la diferencia a favor de los bancos privados otorgantes de los créditos correría por cuenta de una caja especial del Estado destinada para tales fines.

Más de