Coronavirus

Por el Coronavirus, el FMI aseguró que "es tiempo de medidas económicas fuertes"

El Fondo afirma que América latina no crecerá este año por la pandemia. Y dice que es momento de tomar “medidas fiscales y monetarias fundamentales” para superar la crisis.
jueves, 19 de marzo de 2020 · 12:10

El Fondo Monetario Internacional advirtió hoy que por la pandemia del coronavirus América latina tendrá posiblemente este año un crecimiento negativo y que serán afectados sobre todo los sectores de servicios y manufactura. Dice que es tiempo de políticas económicas fuertes, con medidas fiscales y monetarias que serán fundamentales para superar la crisis.

En un blog de una serie de notas sobre el impacto del coronavirus, Alejandro Werner, el director del Fondo para el Hemisferio Occidental, señaló este jueves que “los países de América Latina y el Caribe han sido golpeados más tarde que otras regiones de la pandemia y, por lo tanto, tienen la oportunidad de aplanar la curva del contagio. Se están realizando esfuerzos en múltiples frentes para lograr este objetivo”.

Agregó que las medidas de prevención que están tomando los países de la región, “junto con la desaceleración económica mundial y la perturbación de las cadenas de suministro, la caída de los precios de las materias primas, la contracción del turismo y el fuerte endurecimiento de las condiciones financieras mundiales están deteniendo la actividad en muchos países, con perspectivas económicas gravemente dañinas”.

Por este motivo, agrega el informe, “la recuperación que esperábamos hace unos meses no ocurrirá y un 2020 con crecimiento negativo no es un escenario improbable”, aunque no arriesga cifras concretas de la caída.

Werner señala además que “en caso de brote local, es probable que la actividad del sector de servicios se vea más afectada como resultado de los esfuerzos de contención y el distanciamiento social, con sectores como el turismo y la hotelería, y el transporte particularmente afectado”, aunque el impacto económico de la pandemia puede variar debido a las características regionales y específicas de cada país.

“América del Sur se enfrentará a menores ingresos de exportación, tanto por la caída de los precios de las materias primas como por la reducción de los volúmenes de exportación, especialmente a China, Europa y los Estados Unidos, que son importantes socios comerciales. La fuerte caída de los precios del petróleo afectará especialmente a los exportadores de petróleo", señala en Fondo.

"El endurecimiento de las condiciones financieras afectará negativamente a las economías grandes y financieramente integradas y a las que tienen vulnerabilidades subyacentes. Las medidas de contención en varios países reducirán la actividad económica en los sectores de servicios y manufacturas durante al menos el próximo trimestre, con un repunte una vez que se contenga la epidemia”, sigue el informe.

El Fondo señala algunas políticas prioritarias: “La principal prioridad es garantizar que el gasto de primera línea en materia de salud esté disponible para proteger el bienestar de las personas, cuidar de los enfermos y frenar la propagación del virus. En los países donde existen limitaciones en los sistemas de atención de la salud, la comunidad internacional debe intervenir para ayudarles a evitar una crisis humanitaria”.

Pero señala, además, que “las medidas fiscales, monetarias y de los mercados financieros específicas serán fundamentales para mitigar el impacto económico del virus. Los gobiernos deben utilizar las transferencias de efectivo, los subsidios salariales y la desgravación fiscal para ayudar a los hogares y las empresas afectados a hacer frente a esta parada temporal y repentina de la producción”.

“Los bancos centrales deben aumentar la supervisión, elaborar planes de contingencia y estar dispuestos a proporcionar una amplia liquidez a las instituciones financieras, en particular a las que prestan a las pequeñas y medianas empresas, que pueden estar menos preparadas para soportar Interrupciones”, sigue el informe.

“Un estímulo monetario y fiscal más amplio puede elevar la confianza y la demanda agregada, pero lo más probable es que sea más eficaz cuando las operaciones comerciales comiencen a normalizarse. Dados los amplios vínculos económicos transfronterizos, el argumento para una respuesta global coordinada a la epidemia es claro”.

El reporte señala que los países están empezando a tomar iniciativas políticas en esta dirección. Por ejemplo, se están asegurando fondos adicionales para gastos de salud en muchos países, incluyendo Argentina, Brasil, Colombia y Perú, resalta.

Y concluye: “El FMI está dispuesto a ayudar a mitigar las consecuencias económicas del coronavirus y tenemos varias instalaciones e instrumentos a nuestra disposición. El Fondo está dispuesto a ayudar y trabajar con los países miembros en estos tiempos difíciles”.

El Fondo también anunció hoy que adelantó la designación de Geoffrey Okamoto como número dos del organismo, en remplazo del David Lipton. Originalmente su gestion comenzaba el 30 de marzo pero, dados los tiempos de emergencia que corren su cargo ya comenzó a ser efectivo hoy porque el nuevo funcionario tienen “un rol clave” en los esfuerzos del FMI para frenar la crisis del coronavirus. Estadounidense como Lipton, Okamoto fue viceministro del Tesoro para desarrollo y Finanzas internacionales, a cargo de los mercados financieros globales, entre otras posiciones.

Más de