Fama | Coti | AMIA | atentado

La impactante y triste historia de Coti sobre el atentado a la AMIA: ''Era mi compañera de colegio''

Coti, el popular cantante argentino, compartió una historia de vida sobre una de las víctimas en el atentado a la AMIA.

Un día como hoy, pero en 1994, la Asociación Mutual Israelista Argentina (AMIA) sufrió un atentado terrorista. El hecho generó conmoción a nivel nacional dado que el ataque dejó un saldo de 85 personas asesinadas y 300 heridas. Asimismo, es considerado, el mayor ataque contra los judíos fuera de Israel desde la Segunda Guerra Mundial.

En conmemoración a las víctimas de este atentado, Coti Sorokin, el popular cantante argentino, compartió una triste e impactante historia sobre una de las personas que fallecieron:

''Silvia Portnoy era mi compañera de colegio y una mañana como hoy estaba en Amia haciendo un simple trámite . A esta hora explotaba por los aires un coche bomba y se llevaba un montón de vidas inocentes. Como la de Silvia'' detalló el cantante.

''A los 16 años su madre no la dejó viajar en el plan TAPUZ porque se había llevado muchas materias, pero cuando se propuso terminar con todos sus compañeros, dio todas las materias bien. Cuando se empeñaba en algo lo lograba. Tenía muchos amigos; todo lo que tenía lo compartía, no era egoísta, quería vernos bien a nosotros. Fue a Buenos Aires a estudiar una carrera universitaria pero hizo un curso de cosmetología; estudiaba y trabajaba. Cuando se vino para acá, para Concordia, trabajó de cosmetóloga, armó su gabinete en el garaje; era muy buena profesional, después quiso volver a Buenos Aires, le encantaba'' relata Coti.

109039082_651803978757277_1242349339263397097_n.jpg
Post de Coti Sorokin sobre el atentando a la AMIA

Post de Coti Sorokin sobre el atentando a la AMIA

''Esa semana ella viajó a Buenos Aires para conseguir un trabajo y quedarse allá, o para conseguir una beca y viajar a Israel. Tenía ganas de un cambio, quería conocer gente nueva, cambiar, quería algo diferente. Era la mayor, se llevaba un año con su hermana, parecían mellizas; les festejábamos los cumpleaños juntas porque eran del mismo mes. “Tengo una amiga en Buenos Aires y Silvia le confiaba muchas cosas a ella; durante los dos años que estuvo estudiando, como no me tenía cerca iba a la casa de mi amiga: había encontrado una madre sustituta'' prosigue.

Finalmente el día del atentado a la AMIA llegó, igual de inesperado para todos: ''Le gustaba estar arreglada, era muy coqueta. La mañana del 18 estaba en la casa de una tía y como se iba temprano a trabajar, tomó el bolso y se fue a lo de otra tía. Esa tarde viajaba de regreso a Concordia. Mi cuñado estaba desayunando, y le dijo: “Qué apuro tenés, esperá, desayuná”, pero ella se fue, y llegó a la AMIA, a la Bolsa de Trabajo, en el momento justo. Estaba apurada por conseguir trabajo para juntar dinero para llevar a Israel; no quería depender tanto de los padres''.

Síganos en Google News