Argentina

Marley participó en ¿Quién quiere ser millonario? Y emocionó a todos con el destino del dinero ganado

En una edición especial del programa conducido por Santiago del Moro, Marley contó parte de su historia y sus planes a futuro.
lunes, 13 de enero de 2020 · 00:36

Alejandro Weibe, mejor conocido como Marley comenzó su carrera en el Trece y a partir del 2003 se pasó para la competencia (el Once). Sus primeros trabajos en los medios fueron en algunas apariciones en el programa de Susana Giménez y en la FM Z95. Fue Nicolas Repetto, quien luego de que Alejandro realizara un informe sobre Bob Marley que comenzó a llamarlo de esa manera.

En la edición de este domingo 12 de enero, el conductor fue invitado para participar en el programa de preguntas y respuestas ¿Quién quiere ser millonario? Conducido por Santiago del Moro. Aun cuando en un comienzo muchos lo criticaron, ya que con todo el dinero que tiene por qué querría más, al final terminó emocionando a todos con el destino que dará a lo recaudado.

Entre pregunta y pregunta, Del Moro fue realizando diversas preguntas al conductor, sobre su historia de vida, quién fue la personalidad que más le gustó conocer a lo largo de su carrera como entrevistador y demás, sin embargo todo el estudio se enterneció cuando se supo qué iba a hacer con el dinero ganado.

Actualmente Marley apadrina a 5 chicos huérfanos en distintos países. Dos de ellos se encuentran en África, dos en Irak y una pequeña de 4 años en Haití. De esta última mostró una foto y algunos dibujitos que le mandó. La organización se llama “Save the Children” y el dinero recaudado en esta oportunidad servirá para llevar alimento, salud y educación a más niños en esa difícil situación.

También agregó que colabora para otras organización (Unicef y demás) pero su meta es crear un “Salven a los chicos” en Argentina, para poder colaborar directamente con niños en Argentina.

Muchos usuarios de las redes sociales reflexionaron sobre la bondad del conductor y animador y llegaron a la conclusión que si antes lo admiraban por su personalidad, hoy lo admiran también por su dedicación y trabajo humanitario.