Argentina

Susana Giménez cocino por primera vez un pollo: “Me daba miedo el horno"

Durante la cuarentena preventiva, Susana Giménez reveló que trata de mantener una rutina y aprender a hacer cosas nuevas. Entre risas, detalló la manera en que se está amigando con la cocina. 
miércoles, 25 de marzo de 2020 · 12:38

Susana Giménez se mantiene muy activa durante el aislamiento preventivo por el coronavirus. En diálogo con Nosotros a la Mañana, la diva remarcó: “Hoy hice de todo. Uno tiene que planear un schedule (calendario) casero. Te levantas a tal hora, te bañás, te ponés las cremas, lees el diario, ves los teléfono y voy a la computadora".


Además, indicó que durante la mañana “también juego a muchos juegos en la computadora, estoy leyendo y me dio por limpiar, por tirar todas las cosas que uno guarda al cohete". Sumado a eso, reveló que también dedica parte de su tiempo para aprender a hacer cosas nuevas. 


Así, por primera vez Susana Giménez se animó a cocinar y su hija mostró el resultado en sus redes sociales. A través del audio de WhatsApp, la diva indicó: "Me hice un café, que no me salía. Me gasté toda la caja de café. Se me arrugaban todas las cositas (cápsulas) y el café no salía. Al final me salió, pero gasté como 10”. 


“¡Y no lo vas a poder creer! Yo tampoco; porque hice un pollo. Está en el horno. Me dijeron que lo ponga una hora y 45 minutos. Yo no sabía prender el horno. Esperé que bajara Diolinda, que trabaja conmigo, vive acá y no se fue a su casa. Estamos las dos. Entonces, cuando bajó, me prendió el horno. A mí me daba miedo el horno", detalló. 


Por tal motivo, su hija Mecha Sarrabayrouse compartió la foto enviada por Susana Giménez y destacó de manera orgullosa: “El primer Pollo que hizo mamá ! Lastima que no lo puedo probar, guárdame un poco please”. 
En cuanto a la pandemia del coronavirus, la diva tambièn reflexionò sobre la enfermedad y la responsabilidad de cada uno. "Tengo la leve esperanza de que esto va a ir apagándose, van a ir bajando los números de infectados. Por suerte tenemos los ejemplo de Italia y España para saber qué tenemos que hacer”. 


“Ellos tuvieron la desgracia de caer tanto, tanto. El bicho pasó de China a Italia, de esa manera. Después a España. Esto es una lucha con un enemigo invisible. No es tan terrible quedarte en casa. Imaginate que podés estar en una cama con un respirador, sin poder ver a tu familia, sin saber qué te va a pasar”, remarcó. 


Y concluyó: “No puedo creer que haya gente que no haga la cuarnetena, que se crean cancheros. Es muy típico nuestro. Hay que hacerle caso a los que saben y los que saben son los médicos. Yo no sé qué se merecen estos médicos que están luchando con falta de insumos. Y las enfermeras, los camilleros, todos los que se dedican a la salud. Y las policías. Yo tengo fe. Si tenés miedo, no podés ganar. Yo no tengo miedo, aunque estoy en la edad peligrosa. Pasará lo que tenga que pasar. Si nos quedamos en casa, el número de contagios va a ir descendiendo”