Brasil

El cura perrero: Deja que los perros entren a la iglesia para que sean adoptados

El padre Joao Paulo Araujo Gomes se hizo famoso por su amor a los perros, quienes forman parte de sus celebraciones religiosas.
sábado, 26 de octubre de 2019 · 08:29

El perro es el mejor amigo del hombre, eso es lo que dice el refrán popular. Los hombres religiosos también caen dentro de la máxima, y el párroco de la iglesia de Santa Ana, en Pernambuco, es un ejemplo vivo de amor al evangelio y a los canes.

Padre Joao durante una procesión. Foto: Facebook @PadreJoaoPauloAraujoGomes

Es que el sacerdote lleva la cruzada cristiana de la mano con la de la protección animal. Sus misas son famosas por estar plagada de perros que recorren la parroquia, mientras el cura los acaricia y los trata como a un humano más.

Pero su actitud no queda en el reconocimiento de los animales como derechohabientes, sino que nutre su vida con el activismo en pos de una mejor vida para estas mascotas. El padre hace público su rutina de cuidado a perros callejeros, los lleva al veterinario, los vacuna y los deja entrar a misa para poder pasear con ellos y que los feligreses se vean tentados en adoptar a algún amigo canino.

En sus redes sociales, el padre Joao también hace publicaciones que alientan a la adopción y el cuidado de canes. Sus perfiles de Instagram y Facebook dejan ver el apego del hombre con estos animales, además de su infranqueable compromiso por mejorar la calidad de vida de la población perruna.

 

Más de