Conteo provisorio

Voto a voto: Uruguay espera a su nuevo presidente en una reñida definición

Después de una ajustada elección, la diferencia entre el candidato del Partido Blanco y el del Frente Amplio, no alcanza como para una definición antes del conteo definitivo.
lunes, 25 de noviembre de 2019 · 07:50

Se preveía que la definición sería ajustada, así como también se especulaba con que la oposición al oficialista Frente Amplio pediría el voto por el candidato del Partido Nacional. Esta postura era lo que hacía imaginar una victoria del “blanco” Lacalle Pou, frente al oficialista Daniel Martínez .

Sin embargo, cuando los boca de urnas le otorgaban una victoria a Lacalle, el resultado final del conteo provisorio finalizó con una diferencia de menos de 30 mil votos entre ambos candidatos. 28.666 es la diferencia exacta entre los dos políticos, una cantidad que impide que haya un consagrado.

Es que el escrutinio definitivo suele arrojar resultados levemente diferentes a los del conteo rápido. Lógicamente, analizando con detalle cada voto, el resultado definitivo es el que oficialmente consagra a un candidato como ganador. En este caso, la diferencia entre ambos conteos podría modificar al ganador.

El resultado definitivo se sabrá entre el martes y el viernes de esta semana. Según informó la corte electoral, la cantidad de votos "dudosos" que deben ser definidos, es mayor a la diferencia entre ambos contendientes. 

Lacalle Pou obtuvo 1.168.019 votos y se siente confiado en alzarse con la victoria. El candidato del Partido Nacional llega a un paso del mando de gobierno después de una marcada campaña con reivindicaciones de "mano dura". En este sentido, el carácter de "derecha" por parte del partido "blanco" no es sólo en el ámbito económico, sino también social, algo que vendría a significar una sintonía con el gobierno de Brasil.

Por otra parte, el candidato del Frente Amplio, Daniel Martínez, cosechó 1.139.353 y quedó a un paso de perder la presidencia después de 15 años de dominio frenteamplista. Tal vez haya tenido que ver el desgaste del partido de centro izquierda después de tres mandatos en el país y la imposibilidad de solucionar algunos problemas que la sociedad uruguaya viene acarreando.

Ahora habrá que esperar unos días para poder confirmar quién va a ser el presidente que comande el país charrúa por los próximos cinco años. Aunque, vale aclarar, de ser consagrado ganador Lacalle, el presidente electo, Alberto Fernández, perderá un aliado importante en el país vecino y se quedará sin aliados naturales en los gobiernos del cono sur.