Australia

Sacrifican al koala rescatado de los incendios australianos al no recuperarse de sus heridas

Había sido bautizado como Lewis y era viral a partir de las imágenes registradas por las cámaras de los noticieros que lo mostraban escapando del fuego.
miércoles, 27 de noviembre de 2019 · 07:19

Tras varios meses de incendios en Australia, el saldo de pérdidas humanas haciende a seis; en tanto las de vida animal son incalculables. Sí hay una estimación de cuántos koalas, animales autóctonos, perdieron la vida entre las llamas. Se estima que unos mil ejemplares han perecido entre las llamas que azotan los bosques.

Sin embargo, hay uno en particular que suscitó el interés internacional por su vida y recuperación. Se trata de Lewis, el koala que se hizo viral a partir de ser registrado por cámaras de televisión escapando del fuego. En las imágenes, una mujer lo levanta y le da agua y comida para intentar reanimarlo.

Posteriormente a este hecho, el animal fue trasladado a un centro veterinario donde se intentó curarle las heridas generadas por el fuego. Pero, lamentablemente, el daño en su cuerpo fue demasiado como para lograr la recuperación del marsupial.

"Hoy tomamos la decisión de poner a dormir a Lewis", fue el mensaje que envió el centro de recuperación de koalas de Port Macquarie, del Estado de Gales del Sur. El animal había sido tratado desde hace días por las quemaduras que le aquejaban hasta que al retirarle el vendaje, este martes, se evidenció que no mostraba mejoras.

"El objetivo principal del hospital es el bienestar animal, por lo que tomamos la decisión" de terminar con la vida de Lewis, indicó el centro veterinario en su cuenta de facebook. La noticia conmocionó a la población australiana y a parte de la comunidad internacional. Es  que la imagen viral del koala siendo rescatado había originado una oleada de donaciones para poder colaborar con las campañas de rescate.

Cabe aclarar que la población total de koalas se estima en 80 mil. Se trata de una especie que peligra su existencia a partir del desarrollo urbanístico y de enfermedades que le generan infertilidad y ceguera. Ahora, con llamas que diezman su población, los centros de rescate se encuentran en vilo.