Perú

Caso Odebrecht: Liberan a Keiko Fujimori después de un año en la cárcel por corrupción

13 meses en prisión preventiva fue lo que atravesó la hija del ex presidente peruano y líder de la oposición al gobierno de Vizcarra.
sábado, 30 de noviembre de 2019 · 07:10

La líder de Fuerza Popular, partido que aglutina a los simpatizantes del fujimorismo peruano, estaba en prisión preventiva a raíz de una investigación en torno a aportes ilegales para sus campañas políticas. Se trata de las campañas presidenciales del año 2011 y 2016, en las que la empresa constructora brasileña Odebrecht habría otorgado dádivas a cambio de asignaciones de obras, según declararan ejecutivos de la firma.

Por otra parte, la liberación de la principal líder de la oposición corre por cuenta del Tribunal Constitucional que, en votos divididos, decidió que su prisión preventiva debía ser anulada. Cuatro votos contra tres fueron los que definieron el presente de la legisladora.

Cabe aclarar que la crisis política en Perú es de una profundidad inusitada y salpica profundamente al poder judicial. Desde la salida del poder de Pedro Pablo Kuczynski, por corrupción también vinculada al caso Odebrecht, el país ha visto desfilar a sus políticos por las cárceles. Incluso se suma a esta causa el suicidio del ex presidente Alan García, quien se quitó la vida cuando estaba siendo investigado por coimas en relación a la empresa brasilera. 

Además, Ollanta Humala y otros ex presidentes de la nación también quedaron imputados por delitos de corrupción. Sin embargo, el caso de Keiko Fujimori se suma al largo historial que tiene la familia en el plano de la política. Su padre, el ex presidente Alberto Fujimori, se encuentra en prisión asistida a raíz de una causa que lo condena por violaciones a los Derechos Humanos durante sus gobiernos, de 1990 al 2000.

De todas maneras, el partido Fuerza Popular sigue teniendo un amplio apoyo en el Perú y no se descarta que la hija del ex presidente llegue al mando en algún momento. Eso si su hermano Kenji no le estropea la candidatura. Es que el clan Fujimori también tiene internas que se reflejaron en divisiones dentro de las bancadas del congreso y los hermanos han tenido escaramuzas de niveles notorios.

Ahora resta saber cómo se terminará el proceso en contra de Keiko, si se la declara culpable de los cargos o si sale airosa del trance judicial. Tampoco es seguro que el fallo del tribunal sea permanente, el fiscal de la causa anunció que pedirá su nulidad. Pero sí aseguró Keiko que, a partir de aquí, comienza otra etapa de su vida, en la que quiere centrarse en su familia para poder resolver, posteriormente, su situación política.