España

¡Que sea justicia! Piden 6.317 años de prisión para productores de pornografía infantil

El grupo poseía unos 3 millones de archivos, además de 1.500 películas que contenían abuso de menores.
martes, 05 de noviembre de 2019 · 10:08

Siete personas fueron detenidas en Cataluña, acusados de abusar un total de 103 menores de edad. La justicia terminó pidiendo 6317 años de prisión para los autores del que es considerado uno de los mayores casos de abusos sexuales y pornografía infantil en España.

Seis de los acusados se encuentran a disposición de la justicia, mientras que el restante será juzgado en rebeldía tras haberse dado a la fuga. Los individuos conformaban una red de pornografía, de alcance internacional, que actuó en el nordeste de España desde el año 2000 hasta 2015, cuando se llevó a cabo una operación policial que acabó con su detención y la incautación de unos 3 millones de archivos, entre los que se encontraban 1.500 películas pornográficas en las que los detenidos abusaban de menores.

Los malvivientes, además de participar en las grabaciones que poseían, distribuían y comercializaban el material en una red que contaba con casi 600 clientes.

El perfil de las víctimas era el de niños vulnerables, a algunos de los cuales buscaron directamente en los servicios de las administraciones públicos que estaban encargados de su tutela, como el centro de menores tutelados de Tortosa, en Tarragona.

Según la fiscalía, los delincuentes les ofrecían dinero a sus víctimas (5, 10 o 20 euros, dependiendo de los actos sexuales que les exigieran) o drogas, a cambio de participar en las macabras grabaciones pornográficas. Los videos eran producidos en el domicilio de los acusados, donde la Policía incautó equipos profesionales de grabación y de iluminación. Por esas viviendas pasaron más de 100 menores.

Debido a que las 103 víctimas (que podrían ser más) eran tutelados que vivían en Centros de la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (DGAIA), el Gobierno regional ejerce de acusación particular. Otros seis habían estado en algún momento bajo la tutela de la administración catalana debido a su situación de alta vulnerabilidad. Precisamente, fue una denuncia de personal de la DGAIA en Tortosa la que dio comienzo a una minuciosa y laboriosa investigación.

Para Youness N., quien es considerado por la Justicia española como el captador de los menores y que está prófugo, la Fiscalía pide 710 años de prisión. Por su parte, para Jean Luc A., considerado el cerebro de la red, se solicitan 1.179 años, la pena más elevada.

Los siete enjuiciados están acusados de delitos continuados de corrupción de menores para producción y distribución de material pornográfico y un delito de organización criminal. Además, a algunos de ellos también se les acusa de delitos de abuso sexual con acceso carnal.