Crece la tensión

Se amotinan policías en Bolivia en rechazo al gobierno de Morales

El día viernes contó con amotinamientos en al menos cuatro ciudades del país altiplano.
sábado, 09 de noviembre de 2019 · 10:13

Después de las elecciones que terminaron dándole la victoria en primera vuelta al presidente Evo Morales por poco más de diez puntos de diferencia de su competidor, las protestas no hicieron más que crecer. Por parte del sector liderado por Carlos Mesa, quien buscaba volver a la jefatura de Estado, piden una repetición de las elecciones presidenciales al poner un manto de sospechas sobre el proceso eleccionario.

Más allá de que el presidente haya permitido que una comisión de la Organización de Estados Americanos acudiera al país para auditar el proceso de recuento de votos, es algo que no colma las exigencias de los opositores. El gesto de Morales que buscaba bajar el nivel de conflictividad social, choca con la arenga de los líderes opositores. Como es el caso de Luis Camacho, uno de los líderes del bastión opositor Santa Cruz de la Sierra, presidente del Comité Cívico y partidario del pedido de renuncia al presidente boliviano.

A la conflictividad social que se vive en las calles con enfrentamientos entre grupos opositores al gobierno y sus defensores, se suma otra leña más al fuego. El día de ayer, algunos destacamentos de policía fueron tomados por sus efectivos. El amotinamiento era en rechazo al gobierno.

Cochabamba, Sucre, Santa Cruz y Oruro tuvieron cuarteles tomados en nombre de policías que declaraban su rebeldía al mando nacional. En uno de esos casos, incluso se les pedía a las fuerzas militares que no repelaran la medida.

En la ciudad de Oruro, por ejemplo, los policías tomaron la sede de gobernación, mientras un policía con el rostro ocultado anunciaba que era para "recuperar la democracia". En los casos de demostraciones de rebeldía, los manifestantes opositores vitorearon las actitudes de los uniformados.

Por otra parte, el presidente Evo Morales denuncia un intento de golpe de Estado mientras espera una resolución por parte de la misión de la OEA. Mediante su cuenta oficial de Twitter, el mandatario aseguró que "nuestra democracia está en riesgo por el golpe de Estado que han puesto en marcha grupos violentos que atentan contra el orden constitucional".