Casi un millón de personas

Se llevó a cabo la tercera marcha más grande en Chile y dejó imágenes impactantes

Los manifestantes se dispersaron por casi toda la capital, pero se reunieron en el centro de la Plaza Italia. Encapuchados, lasers, bailes y represión, son las imágenes de otra jornada de protesta.
sábado, 09 de noviembre de 2019 · 07:24

Un reguero de pólvora que se esparció por todo el país trasandino y que tomó las calles, un zumbido que movió toda la estantería del sistema sociopolítico chileno, fue el aumento del boleto del subterraneo. Fue una chispa que encendió la mecha del descontento acumulado por décadas por parte de una gran parte de la sociedad chilena que no encontraba una forma de organizarse.

Ahora, con un gobierno que insiste en recrudecer las medidas represivas y con un clamor popular que se mantiene firme en reclamos que apuntan a cambiar la constitución nacional, las calles de Santiago entregaron llamativas, emotivas y sensibles imágenes de lo que se autotituló "la tercera marcha más grande".

Si bien el presidente Sebastián Piñera dio el brazo a torcer en muchas de las medidas impopulares que fueron motivo de protestas, no cede en los puntos más profundos como la reforma de la constitución. Es que, la carta magna heredada de la dictadura pinochetista fue la llave para frenar la promulgación de varias leyes que favorecían a los sectores populares y obreros. Leyes sobre paritarias, sobre educación pública, sobre aborto no punible, fueron declaradas inconstitucionales a lo largo de los últimos años.

Por otra parte, el gobierno responde a las movilizaciones con la organización más fortalecida del sistema represivo. Con la convocatoria del Consejo de Seguridad Nacional y la profundización de la militarización en las calles, los enfrentamientos también estuvieron a la orden del día en la capital chilena.

Hubo, incluso, incidentes frente a la embajada Argentina. Un grupo de personas forcejeó las rejas, sin lograr entrar al lugar. Sin embargo, otro grupo de manifestantes entró a la residencia diplomática y rompió algunos vidrios, atemorizando a los trabajadores de la embajada. Según relatan desde Cancillería Argentina, cuando se dieron cuenta de que estaban en una embajada, se retiraron del lugar.

En cuanto a las manifestaciones en el centro de la capital, la Plaza Italia albergó a miles de manifestantes con pancartas y banderas de diferentes extracciones políticas y comunidades. Encapuchados y con cara descubierta, la protesta también intentó ser repelida por la fuerza pública y se produjeron incidentes.

Además, una vez llegada la noche, los manifestantes sacaron a relucir los lasers que habían llevado para entorpecer la visual de los carabineros. Al estilo de las protestas en la isla de Hong Kong, los chilenos parecen introducir novedades de otros movimientos para continuar con el propio.

Entre las postales más hilarantes, hay una que llega desde la localidad de Puntarenas, ciudad como mucho menos movimiento que la capital. En las imágenes que se viralizaron en las redes sociales, puede verse a un hombre bailando entre los manifestantes al mejor estilo break dance.

 

Más de