Colombia

Hijo de Pablo Escobar, en el día de su cumpleaños: “Me criaste con amor y valores”

Juan Pablo Escobar Henao recordó al capo de la mafia de la droga en el día de su cumpleaños número 70.
lunes, 02 de diciembre de 2019 · 09:19

Luego de haber disfrutado de un vuelo en la Primera Clase de Emirates con destino Dubai -donde está dando conferencias sobre sus libros y su vida- Juan Pablo Escobar Henao recordó a su padre, el mayor criminal de la historia de Colombia, en una fecha por demás especial para él y toda su familia: el cumpleaños número 70 del patrón. En rigor fueron dos las dedicatorias: la primera una simple tarjeta en inglés; la segunda, un poco más elaborada, dejaba entrever sus sentimientos.

Nacido en Rionegro, Antioquia, el 1 de diciembre de 1949, Pablo Emilio Escobar Gaviria murió a los 44 años el 2 de diciembre de 1993 en Medellín luego de una interminable cacería que puso fin a su vida en los tejados de la casa donde se refugiaba junto a uno de sus últimos sicarios que aún estaban a su lado. Ayer, cuando las primeras horas de diciembre veían la luz en Dubai, Juan Pablo le dedicó una tarjeta virtual en inglés. Apenas un “Happy Birthday, Father. 70 years of your birth - 1 december 1949”. Nada más.

Sin embargo, dos horas después, a las 4 am hora local, desvelado, se explayó más. Publicó un texto dedicado a su progenitor junto a dos fotografías en la que se lo puede ver junto a sus padres -Pablo y María Victoria- y su hermana Manuela. “Papá, ¡hoy estarías cumpliendo 70 años! Crecí en una cultura que reza: Honrarás a su Padre y a tu Madre. Me criaste con Amor y Valores. Me diste lo que creías era lo mejor para mí. Gracias por mostrarme el camino que NO debo recorrer. No vine a este mundo a ser tu juez, sólo soy parte de tus afectos más importantes. Sólo Dios puede juzgarte, pues muy pocos están libres de Pecados. Te debo respeto a ti al igual que a tus Víctimas. ¡Un fuerte abrazo en este día! Con amor, tu hijo Juan Pablo”.

Ayer, a 70 años de su nacimiento fueron muchos los que lo recordaron. Algunos con nostalgia, como su hijo Juan Pablo. Otros, con el resentimiento justificado de haber padecido a uno de los mayores criminales de la historia de la región.