Mundo | MALTRATO INFANTIL |

Una niña de 2 años podría perder sus pies: la quemaron con agua hirviendo para castigarla

Una niña de 2 años llamada Kaylee Robinson podría perder sus pies a raíz de un castigo impuesto por la madre del novio de su madre. La mujer le introdujo a la menor sus pies en agua hirviéndolo que le provocó fuertes quemaduras de tercer grado.

El horroroso hecho ocurrió el pasado 11 de agosto en Estados Unidos, cuando la madre de la menor y su pareja decidieron dejar a su hija al cuidado de su suegra, Jennifer Vaughn.

Al ver lo que le había provocado a la niña, la mujer llamó a la madre de la víctima y les pidió que regresaran urgente a su casa sin mencionarle que era lo que en realidad había ocurrido.

Al llegar al domicilio, vieron cómo la menor se retorcía de dolor a raíz de las fuertes quemaduras y de inmediato le pidieron explicaciones a la persona encargada de cuidarla quien se excusò diciendo primero que fue algo accidental.

Ante la Justicia, la suegra debió confesar la verdad, ella le había metido los pies de la niña en agua hirviendo como castigo ya que la niña estaba teniendo un mal día y lo hacía como escarmiento.

Kaylee aún no logra recuperarse luego de las operaciones que recibió para extraerle el tejido dañado y la injerta de piel sana. Si continúa en este estado, la menor podría perder ambos pies.

“La piel no se está reparando realmente de la forma en que los médicos esperaban que lo hiciera. Kaylee tiene mucho dolor… La próxima semana le quitarán un poco de piel del muslo para tratar de reparar sus pies. Ella tiene un alto riesgo de infección y podría terminar perdiéndolas”, subrayó la madre quien siente además una profunda culpa por haber confiado en su suegra.

Síganos en Google News