Mundo | alimentos | europa |

Delivery escupió la pizza antes de entregarla: mira la rarísima pena que le puede caer

Las cámaras de seguridad del edificio, que fueron consultadas varios días después, dejaron en evidencia al repartidor.

El insólito episodio tuvo lugar en Turquía. Un fiscal fue quien exigió que el repartidor de comida acusado de escupir una pizza antes de entregarla al cliente cumpla 18 años en prisión.

El hecho ocurrió el 24 de diciembre de 2017 en Eskisehir, en el centro turco, pero el juicio ha comenzado a desarrollarse recientemente. Según la agencia de noticias DHA, el empleado fue despedido desde entonces debido a que fue acusado de abrir la caja que contenía la comida y de escupirla previamente de realizar la respectiva entrega.

Su polémico gesto fue descubierto cuando un familiar del dueño del edificio observó las imágenes de las cámaras de seguridad varios días después de que lo hiciera. Fue por ese motivo que optó por alertar al inquilino que presentó posteriormente llevó a cabo la denuncia.

En la quinta audiencia del juicio el funcionario solicitó entre dos años y medio y 18 años de prisión sobre la base de dos cargos: “Poner en peligro la vida o la salud de otras personas alterando los alimentos”, y “degradación de la propiedad”.

La sanción requerida es particularmente grave, incluso de acuerdo a los criterios de una justicia turca que es considerada poco clemente. En comparación: el delito de “pertenencia a una organización terrorista armada” se castiga con 15 años de prisión.

Síganos en Google News