Mundo | justicia | vacuna | presidente

La Justicia en Brasil sostiene que debe ser obligatorio vacunarse: Bolsonaro se opone

El Tribunal Supremo de justicia en Brasil respaldó la obligatoriedad de vacunarse, pero Bolsonaro reiteró su oposición

Según informa la prensa en Brasil, al menos siete de los once miembros del Tribunal Supremo de este país, el máximo órgano de justicia, estarían de acuerdo en imponer a la población la vacuna del nuevo coronavirus, mientras que el presidente del país, Jair Bolsonaro, insiste en que los jueces no disponen de autoridad para ello.

“No es una cuestión de justicia, es una cuestión de salud. Un juez no puede decidir si debes ponerte o no una vacuna”, dijo este lunes Bolsonaro después de que el presidente del Supremo, Luiz Fux, asegurara que era “necesaria” una “judicialización” del proceso de vacunación.

De esta manera, y según informan los medios brasileños, más de la mayoría de los magistrados del Supremo estarían a favor de esa judicialización a la que ha hecho referencia Fux pues el derecho colectivo a la salud pública “está por delante” de las libertades individuales.

Bolsonaro.jpg
El Tribunal Supremo de justicia en Brasil respaldó la obligatoriedad de vacunarse, pero Bolsonaro reiteró su oposición

El Tribunal Supremo de justicia en Brasil respaldó la obligatoriedad de vacunarse, pero Bolsonaro reiteró su oposición

Así, se presenta una diferencia de actitudes por parte del presidente de Brasil. Frecuentemente, el mandatario ha promovido el uso de la cloroquina, un fármaco utilizado para combatir la malaria, pese a no existir estudios acerca de su efectividad contra el coronavirus. Sin embargo, ahora Bolsonaro se muestra mucho más reacio a promover el uso de la vacuna.

“Mi ministro de Salud ya ha dicho claramente que esta vacuna no será obligatoria, punto”, dijo Bolsonaro hace una semana ante un grupo de seguidores a las puertas del Palacio de Alvorada, haciendo referencia a las palabras del titular de la cartera, el general Eduardo Pazuello.

Pero el hecho es que las leyes brasileñas, entre ellas la Constitución, ya contemplan imponer de manera obligatoria el uso de las vacunas en algunos casos como manera preventiva en situaciones de “emergencia de salud pública”.

En respuesta a las palabras del mandatario brasileño, el gobernador de San Pablo, Joao Doria, volvió a arremeter contra Bolsonaro, al acusarlo de “no apoyar la salvación de las personas”, pues en caso contrario, “apoyaría todas las vacunas que de manera eficaz y comprobada pueden ser aplicadas en todo el país”.

Síganos en Google News