Mundo | Jair Bolsonaro | Brasil | vacuna

Jair Bolsonaro, polémico, aseguró que "Brasil tiene que dejar de ser un país de maricones"

Hoy Jair Bolsonaro celebró que la suspensión de la vacuna china en Brasil y sorprendió con una nueva frase polémica

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, celebró la suspensión del ensayo de la vacuna china en su país por la muerte de uno de los voluntarios. Periodistas del país vecino informaron luego que la muerte de este hombre había sido por suicidio.

Tras la polémica el mandatario no bajó los humos y atacó de nuevo asegurando que Brasil "tiene que dejar de ser un país de maricones". "Todo ahora es pandemia, hay que terminar con eso. Lamento por los muertos. Todos vamos a morir algún día, aquí todo el mundo morirá. No sirve escaparle a la realidad. Hay que dejar de ser un país de maricones. Con esto estoy dando comida a los cuervos de la prensa. Tenemos que enfrentar a la pandemia de pecho abierto, luchar", enfatizó.

Más temprano en sus redes sociales había festejado que la vacuna supuestamente era ineficiente: "Muerte, invalidez, anomalía. Esta es la vacuna que Doria quería obligar a los paulistanos a tomar. El presidente dijo que la vacuna jamás podría ser obligatoria. Una más que gana Bolsonaro". Y agregó: "Mañana los diarios dirán 'ah, no tiene cariño, no tiene sentimiento con quien murió'. Siento mucho por los que murieron pero fue superdimensionada (la pandemia)".

Síganos en Google News