Mundo | Estados Unidos | coronavirus | crisis

Estados Unidos: el coronavirus y la cuarentena ya dejaron sin trabajo a más de 16 millones

Ante este panorama, la Reserva Federal anunció un megaplan de préstamos.

El coronavirus y la consiguiente cuarentena que se debió imponer en la mayoría de los países del mundo golpeó con especial violencia a Estados Unidos. En tan solo tres semanas, más de 16 millones de norteamericanos perdieron su trabajo o fueron suspendidos.

Ante este sumamente desalentador panorama, la Reserva Federal anunció una medida que es a la vez inédita y drástica: proveerá hasta US$ 2,3 billones en préstamos para acolchonar a la economía, una cifra equivalente a más del 10% del producto bruto interno (PBI) de la primera potencia global, similar al hercúleo paquete de estímulo fiscal aprobado por el Congreso.

En un comunicado, el presidente de la Fed, Jerome Powell, dijo: "La máxima prioridad de nuestro país debe ser abordar esta crisis de salud pública, brindar atención a los enfermos y limitar la propagación del virus". Y agregó: "El papel de la Reserva Federal es proporcionar tanto alivio y estabilidad como podamos durante este período de actividad económica limitada, y nuestras acciones ayudarán a garantizar que la recuperación final sea lo más vigorosa posible".

En este nuevo programa, la Fed ofrecerá créditos a cuatro años con uno de gracia, y estará destinado a las empresas que emplean menos de 10.000 personas o facturen menos de US$ 2500 millones, según indicó el banco central. Según Steven Mnuchin, secretario del Tesoro, hará una "diferencia significativa" para unas 40.000 compañías y unos 35 millones de trabajadores.

En Estados Unidos, el paquete de estímulo fiscal aprobado por el Congreso más el megaplan de préstamos anunciado por la Fed brindan ya un colchón para la economía superior al 20% del PBI.

La Casa Blanca y la gran mayoría de los gobiernos estatales decretaron el cierre fronteras, la paralización de vuelos internacionales, e impusieron medidas de confinamiento aplicadas por más de la mitad de los estados del país y el gobierno federal para evitar la propagación del nuevo coronavirus, que forzaron el cierre de tiendas, bares, restaurantes, gimnasios y peluquerías.

Síganos en Google News