Mundo | Brasil | Hospital | incendio

Brasil: Incendio en un hospital obligó a evacuarlo

En la ciudad de Brasilia, Brasil, un incendio se desató en un hospital, en medio de la pandemia en el país, y hubo que evacuarlo

En plena pandemia del coronavirus, como en todos los países del mundo, un hospital del Distrito Federal de Brasilia, Brasil, obligó a evacuar a las prisas a pacientes ingresados. El fuego comenzó sobre las 10:00 hora local (13:00 GMT) en el Hospital privado de Santa Luzia y provocó una intensa columna de humo en la parte de la azotea del edificio que se elevó sobre el cielo de la capital brasileña, aunque fue controlado en poco tiempo.

Al poco tiempo, personal del Cuerpo de Bomberos se trasladaron hasta el local para apagar las llamas y ayudar en la evacuación de los enfermos en un momento de emergencia debido al coronavirus, que deja ya cerca 120.000 muertes y más de 3,8 millones de infectados en todo el país.

Según expresaron fuentes de la investigación que por ahora se ha realizado de manera preliminar, el incendio comenzó en la sala de máquinas del hospital y hasta el momento no hay información sobre heridos. La rápida movilización de los bomberos impidió que las llamas se extendieran por todo el centro hospitalario.

image.png
En la ciudad de Brasilia, Brasil, un incendio se desató en un hospital, en medio de la pandemia en el país, y hubo que evacuarlo

En la ciudad de Brasilia, Brasil, un incendio se desató en un hospital, en medio de la pandemia en el país, y hubo que evacuarlo

Con una población de aproximadamente 212 millones de habitantes, Brasil es el segundo país del mundo más castigado por el coronavirus, solo por detrás de Estados Unidos. En muchas zonas del país la pandemia no está controlada, como es el caso de Brasilia, que, con tres millones de habitantes, registraba hasta este viernes 2.440 muertos y 158.180 casos, y aún presenta una curva en fase creciente, según el último boletín del Ministerio de Salud.

La tasa de mortalidad de la enfermedad en la capital brasileña es de 80,9 muertos por cada 100.000 habitantes, muy por encima de la medida nacional del país, que es de 56,9.

Además, la corrupción parece no haberse terminado tampoco: El pasado martes, el secretario de Salud de Brasilia, Francisco Araújo, y otros seis funcionarios de su despacho fueron detenidos por supuestos fraudes en la compra de test para la COVID-19.

Síganos en Google News