Salta

Maltrato infantil en Salta: encerró a su hijo con candado para irse a bailar

La madre de 19 años ya perdió la tenencia.
miércoles, 30 de octubre de 2019 · 07:34

La indignación recorre las calles de un pueblo de Salta, donde se conoció el caso de una madre de 19 años que dejó encerrado con candado en una habitación a su hijo de dos años, para poder irse a bailar. Después de que lo escuchara un vecino, la policía de El Carril lo rescató. Finalmente, la madre fue detenida, y el bebé quedó a cargo de su abuela.

El hecho comenzó cuando un grupo de vecinos comenzó a escuchar un “ruido extraño”, proveniente de una habitación de una humilde vivienda cercana. Mirando por un agujero de la ventana, pudieron ver a un bebé de 2 años que yacía sobre el piso, sobre colchas viejas y llorando desconsoladamente.

Inmediatamente, llamaron a la policía, que logró ingresar a la habitación. Allí fue donde se encontraron con un hallazgo extraño: en la habitación no había nadie más, solo estaba el bebé. Prácticamente estaba abandonado. Después de algunas horas de investigación, los uniformados pudieron descifrar que la madre del menor lo había dejado encerrado en dicha habitación para poder irse a bailar.

El pequeño estaba en el piso, shockeado y balbuceante. Todo el interior de esta precaria pieza estaba desordenado como si la limpieza se hubiera olvidado hace varios días. En el tiempo que se realizó este operativo ayudaron otros vecinos del inquilinato, pero la madre nunca apareció.

Cuando los oficiales comenzaron a charlar con los vecinos, se comenzaron a recolectar más datos: “Esa chica que es la madre no es la primera vez que abandona a su bebé para ir a tomar vino y salir a bailar. Ella y el padre son iguales".

El padre, otro joven de 20 años, no estaba y su ausencia se hizo sentir por horas. La policía confirmó a los medios locales que la pareja tiene por mala costumbre dejar abandonado al bebé de 2 años. La madre fue detenida por unas horas por "abandono de persona". Por lo tanto, se le inició una causa penal junto a su pareja. La droga y el alcohol mostraron en esta mujer su peor faceta.