Nacionales | cigarrillo | detenciones |

Vapeo: la Justicia argentina ordena indagatoria para quienes venden cigarrillos electrónicos

En los próximos días, el juez Sebastián Casanello interrogará como sospechosos a un policía y otras ocho personas vinculadas a la venta de estos productos.

Nueve personas, entre ellas un policía de la Ciudad, deberán enfrentar en los próximos días indagatorias por haber ofrecido y vendido cigarrillos electrónicos en sitios de internet. Lo curioso es que, en su defensa, uno de los acusados buscó patear el tablero: hizo su propia denuncia contra la Administración Nacional de Medicamentos Alimenticios y Tecnología Médica (ANMAT) y contra las principales empresas tabacaleras, por entender que si los cigarrillos electrónicos son peligrosos para la salud los comunes también lo son, indicaron a Infobae fuentes judiciales.

El “vapeo” se encuentra en el centro de la escena, y está siendo cuestionado sobre todo luego de conocerse la internación de un joven por consumir este tipo de productos tras la detección de imágenes de líquido dentro del pulmón. Es que el joven fumaba desde los 15 años, más de un atado por día, pero tres meses antes había recurrido al cigarrillo electrónico como una forma de controlar el hábito.

Días atrás, la Secretaría de Salud de la Nación emitió un alerta epidemiológica en el que invita a los profesionales de todo el país a concientizar sobre el daño del vapeo.

Ahora, el juez Sebastián Casanello instruye desde principios de año una investigación sobre el tema. Por una denuncia anónima, la Policía de la Ciudad se enteró que uno de sus agentes estaría vendiendo en sitios de internet este tipo de cigarrillos.

Hubo allanamientos en la Capital Federal y el Gran Buenos Aires, donde se secuestró vapeadores, aceites y etiquetas. El juez decidió llamarlos a indagatoria para los próximos días, acusados del infringir el artículo 201 del Código Penal, que castiga la venta, distribución y almacenamiento con fines de comercialización de mercaderías peligrosas para la salud, disimulando su carácter nocivo.

Los cigarrillos electrónicos no están habilitados en la Argentina, aunque se venden por redes sociales o en plataformas en donde el comprador y el vendedor se conectan sin intermediarios.

Síganos en Google News