Neuquén

Cerca de 400 alumnos sin clases hace tres semanas por un desalojo de un predio tomado en Neuquén

El desalojo ocurrió en octubre. Fueron desahuciadas 130 familias. Según las autoridades, no están dadas las condiciones de seguridad para la reapertura.
jueves, 07 de noviembre de 2019 · 07:48

21 días han pasado sin que la Escuela primaria Nº 136 del barrio Confluencia de Neuquén, que brinda clases a casi 400 alumnos, haya podido retomar su actividad regular. El ciclo lectivo se vio interrumpido el pasado 17 de octubre, cuando las fuerzas de seguridad iniciaron el desalojo de un predio lindero a la institución educativa, que estaba tomado por 130 familias y cuya mayoría de niños acudía a la misma entidad escolar.

Que el colegio fuera cerrado fue decisión del Consejo Provincial de Educación, en base a la falta de garantías ofrecida por la Subsecretaría de Seguridad neuquina. Por su parte, según las autoridades del colegio se trata de una situación límite: sostienen que en caso de que la escuela no pueda abrir en los próximos días, habrá decenas de alumnos que quedarán abandonados en la calle y sin disponer de apenas una de las comidas del día.

“Acá el problema no es solamente el aspecto educativo y la falta de clases. La mayoría de los 390 alumnos de la escuela son de muy bajos recursos. Muchos incluso vivían en esa toma. Y nosotros cumplimos un rol de contención y hasta de alimentación para ellos. Algunos no tienen una referencia de un adulto y hoy los encontramos desparramados en la calle sin comer. Necesitamos que la escuela vuelva abrir lo antes posible”, dijo Verónica Coñumilla, directora del instituto educativo.

“Nuestra escuela está pegada al predio. Era un día de clases normal y a nosotros nadie del Ministerio de Seguridad nos alertó de que se iba a producir el desalojo para que nos podamos preparar. Yo me enteré por una madre. De hecho, nos llegaron a decir que cuando veamos las ambulancias y los camiones de bomberos era que se había iniciado el desalojo”, relató.

Es tal la relevancia que tomó el caso que hasta la ministra de Educación neuquina, Cristina Storioni, puso manos en el asunto. “Estamos manteniendo entre dos y tres reuniones semanales con representantes de la escuela y de la subsecretaría de Seguridad de la provincia para encontrar diferentes dispositivos que permitan poder continuar con el proceso de aprendizaje”, aseguró.

“Es importante destacar la buena relación que siempre hubo entre la Escuela, el Consejo Provincial de Educación y la comisaría de la zona. Nosotros, desde nuestro lado, nos comprometimos con la subsecretaría de Seguridad a reunirnos en las próximas horas y tratar de encontrar los dispositivos necesarios para que en los próximos días la escuela pueda volver a abrir”, culminó la ministra.

Más de