Nacionales | martillo | prisión preventiva | libertad

Le dio en la cabeza con un martillo después de asfixiarla

Un hombre intentó asfixiar a su ex, para después golpearle la cabeza salvajemente con un martillo. El hombre podría quedar en libertad

El aberrante ataque ocurrió hace más de un año, el 8 de mayo de 2019. Luis Rondón, chapista oriundo de Salta, intentó asfixiar a su pareja, y después la golpeó en la cabeza con un martillo. Hoy, el imputado cuenta con la posibilidad de quedar en libertad.

Actualmente, Luis Ernesto Rondón "está imputado en calidad de autor del delito de homicidio agravado en grado de tentativa", agregado el agravante por el vínculo y la alevosía, confirmó el Dr. Gustavo D'Elía.

Su ex pareja, Fátima, confesó estar aterrada, porque venció el plazo estipulado por ley de la prisión preventiva que la habían impuesto al hombre, lo cual implica que podría salir en libertad. La defensa de la mujer solicitó que se extienda la preventiva, mientras esperan a que comience el juicio.

image.png
Una mujer denuncia que podrían dejar libre al hombre que la asfixió y le golpeó la cabeza con un martillo.

Una mujer denuncia que podrían dejar libre al hombre que la asfixió y le golpeó la cabeza con un martillo.

El ensañamiento es brutal. La medida perimetral que tenía Fátima no sirvió de nada: Luis Rondón viajó desde Salta hasta Tucumán, donde vive la mujer, y cometió el bestial ataque.

"Peligra mi integridad y la de mis hijos", comenzó diciendo Fátima en diálogo con Crónica. Y desacreditó totalmente las perimetrales. Su argumento fue contundente: "Las perimetrales no sirven. Por más que yo tenga 20 perimetrales, cuando este sujeto se me acerque y me haga daño, ¿le voy a sacar un papel para defenderme?".

La defensa de Fátima viene pidiendo desde marzo que se extienda la prisión preventiva de Rondón. La pandemia demoró enormemente todos estos trámites. Por su parte, el hombre también hizo una presentación, pidiendo exactamente lo contrario, truncar la prisión preventiva, y que le fuese otorgada la prisión domiciliaria, que debería ser el domicilio de Fátima.

Para colmo, se pone peor. Luis Ernesto Rondón no cuenta con defensor oficial, es decir, otorgado gratuitamente por el Estado, sino que se está pagando su propio abogado. ¿Cómo es que alguien que estuvo un año preso, tiene dinero para pagar un abogado? Fátima arroja luz sobre el asunto. Según ella, la madre del atacante habría vendido todos los muebles de la casa donde Fátima vivía con su pareja, y alquilado la casa. Con eso estarían financiando la labor del abogado.

Síganos en Google News