Nacionales | policía | disparo | murió

Policía murió de un disparo de su propia arma

La joven policía pasó al baño de un estacionamiento. Minutos después, sonó un disparo. La mujer murió poco después

En la Ciudad de Buenos Aires, una oficial de la policía de la Ciudad murió esta mañana de un balazo que recibió de su propia arma en un estacionamiento del barrio porteño de San Telmo. Se investiga si el disparo se efectuó accidentalmente.

El hecho tuvo lugar mediando las 10:30 de este domingo, cuando la oficial Gisela Daiana Zapata, quien cumplía tareas como consigna en un domicilio ubicada en la calle Tacuarí al1500, se acercó a un estacionamiento a la vuelta del lugar, en Brasil al 800.

Allí, la joven oficial le pidió al encargado del lugar pasar al baño. Según relató el hombre, minutos después escuchó un ruido similar al de un disparo y los gritos de la oficial pidiendo auxilio. El encargado llamó al 911 y al arribar una ambulancia del SAME constató que Zapata no tenía signos vitales.

image.png
La joven policía pasó al baño de un estacionamiento. Minutos después, sonó un disparo. La mujer murió poco después

La joven policía pasó al baño de un estacionamiento. Minutos después, sonó un disparo. La mujer murió poco después

Según indicaron fuentes de la investigación, se observó que el disparo ingresó por el costado de su nalga derecha. De este modo, señalaron que se investiga si el arma fue disparada por accidente o si se trató de un suicidio. El hecho es investigado por la Fiscalía Criminal y Correccional 57, a cargo de Anselmo Castelli, quien ordenó que Gendarmería Nacional Argentina (GNA) quede a cargo de la investigación y en principio caratuló el expediente como “averiguación de suicidio”.

Por su parte, al encargado se le dispuso la realización de un dermotest, mientras que el cuerpo de la mujer fue trasladado a la morgue judicial para que le efectúen la autopsia correspondiente y determinar las causas del deceso.

No es la primera vez que ocurren sucesos de este tipo. Pocos días atrás ocurrió un hecho que por error terminó con la muerte cerebral de un agente de la Policía Bonaerense. El oficial estuvo internado durante algunos días hasta que murió luego de ser baleado en la cabeza por un compañero durante un ejercicio de entrenamiento en La Matanza. Los investigadores aún intentaban determinar las circunstancias en las que sufrió el disparo.

Síganos en Google News