Nacionales | manifestación | Ministerio | trabajo

Manifestación frente al Ministerio de Desarrollo Social

Este mediodía, numerosos grupos políticos se congregaron en una manifestación frente al Ministerio de Desarrollo Social

Desde esta mañana, varias agrupaciones se congregaron para una manifestación que partió desde el Congreso con rumbo al Ministerio de Desarrollo Social para exigir que se suspendan los desalojos de tierras tomadas y que el gobierno se comprometa a brindar soluciones habitacionales y crear trabajo genuino, entre otras cuestiones pendientes.

La manifestación se reunió primero en la esquina de las avenidas Rivadavia y Callao para dirigirse por ésta última hacia la avenida de Corrientes y luego desembocar en la 9 de Julio hasta la calle Moreno. Uno de los planes antes de llegar a su destino es pasar por las casas de las provincias de Chaco y San Juan, donde días atrás reprimieron y encarcelaron a varios de sus integrantes que exigían más alimentos y dinero para los comedores populares.

De la movilización de hoy, que se hace en simultáneo en 16 distritos del país, participan el Polo Obrero, el Movimiento Teresa Rodríguez (MTR), el Movimiento Terrtorial Liberación (MTL), el Bloque Piquetero Nacional, el Frente de Desocupados Unidos (FDU) y la Agrupación 17 de Noviembre, entre otros.

image.png
Este mediodía, numerosos grupos políticos se congregaron en una manifestación frente al Ministerio de Desarrollo Social

Este mediodía, numerosos grupos políticos se congregaron en una manifestación frente al Ministerio de Desarrollo Social

En un comunicado de prensa, dicen salir a la calle "porque sin tierra, sin trabajo y sin alimentos no se aguanta más”. “Necesitamos respuestas concretas, necesitamos que el gobierno nacional atienda los reclamos de los comedores populares, que sean declarados esenciales sus trabajadores y trabajadoras y se les pague por un trabajo que vienen haciendo gratis hace años”, agregaron.

Por otra parte, otro objetivo de la marcha es reclamar por la creación de trabajo genuino, la apertura de los programas sociales y el aumento de sus montos, la entrega de alimentos y elementos de protección sanitarias para los compañeros que brindan asistencia en los comedores.

También contrastaron con las exigencias salariales de la Policía Bonaerense: “Mientras el gobierno cede ante la extorsión del aparato represivo desembolsándole millones de pesos, los trabajadores y trabajadoras precarizados que han perdido el trabajo durante la cuarentena han recibido $200 de un IFE que no alcanza para pagar los alquileres, la comida ni los servicios; por lo tanto deja las familias en un profundo abandono”.

Síganos en Google News