Buenos Aires

Entraron a robar la casa de un policía: el dueño liquidó a dos e hirió a uno

El agente de la Federal abatió a dos delincuentes e hirió a otro que ingresaron a su vivienda de la localidad bonaerense de Glew. Imágenes impactantes.
domingo, 29 de diciembre de 2019 · 16:42

Un efectivo de la Policía Federal Argentina (PFA) mató a balazos a dos delincuentes mayores de edad que intentaron robarle en su casa de la localidad bonaerense de Glew. Además, hirió a disparos a un tercero.

El hecho ocurrió el domingo, alrededor de las 22:30, en un predio ubicado en el cruce de calles Uspallata y Progreso, a unos cien metros de la estación de trenes de la mencionada localidad del partido de Almirante Brown, al sur del Gran Buenos Aires.

Es un predio muy grande en el que adelante hay varios locales y detrás están las viviendas, y en una de ellas estaba el policía durmiendo", precisó un vocero de la pesquisa a Télam.

Fuentes policiales informaron que todo comenzó cuando tres delincuentes saltaron un muro e ingresaron a un terreno donde viven un agente de la PFA y su familia, pero en distintas casas.

Los asaltantes redujeron a la madre y a un hermano del efectivo. Sin embargo, no se dieron cuenta de que otra hermana del agente, de 12 años, se encontraba en otro sector de la vivienda. La menor fue quien despertó al policía y lo alertó sobre la situación.

El efectivo, que desempeña sus tareas en la Casa de Gobierno, tomó su arma reglamentaria y fue al encuentro de los delincuentes, quienes ya se estaban apoderando de bienes de la familia. El policía, que se identificó como integrante de la fuerza, fue atacado a balazos por los ladrones, por lo que repelió el fuego.

Dos de los ladrones, mayores de edad, recibieron entre dos y tres disparos, y murieron en el lugar. La policía los identificó como Diego Armando Otasso (27) y Rodolfo Ariel Dell Agnolo (34), domiciliados en las localidades de Guernica y San Francisco Solano, ambos con antecedentes penales.

El tercero de los malvivientes sufrió heridas de gravedad y fue trasladado a un centro asistencial de la zona, para luego ser derivado al Hospital El Cruce - Néstor Kirchner de Florencio Varela, donde permanecía internado en estado delicado. En tanto, el efectivo y sus familiares resultaron ilesos.

Personal de la División Roca que estaba apostado en la estación del ferrocarril escuchó las detonaciones y se dirigió a la casa. Los efectivos alertaron a sus pares de la Seccional 7ma. de Glew, quienes arribaron de inmediato. En el lugar secuestraron una pistola Bersa y otra Glock usadas por los ladrones para cometer el asalto.

"En la escena encontramos varias vainas servidas que en los próximas días serán cotejadas con todo el armamento incautado para establecer con precisión si hubo un tiroteo o no", explicó una fuente policial.

Además, investigan la participación de otros dos delincuentes que oficiaban de "campana" y que esperaban a sus cómplices dentro de un auto. Según testigos, tras originarse la balacera, estos malvivientes huyeron del lugar en un automovil Fiat blanco.

El hecho es investigado por la fiscal María Laura Alfaro, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 11 Especializada en Escruches, Entraderas y Salideras Bancarias del Departamento Judicial Lomas de Zamora.

En principio, la funcionaria judicial dispuso que el agente asaltado quedara en libertad porque, con los datos obtenidos de la pesquisa, cree que fue un caso de "legítima defensa".

La fiscal ordenó la aprehensión por el delito de "robo agravado" del asaltante herido. La principal hipótesis apunta a que fue un robo "al voleo" y que los delincuentes, al no ser de la zona, desconocían que en el predio vivía un policía federal.