San Juan

Perdió la mano en un accidente escolar y hoy le reclama al estado una suma millonaria

El hecho ocurrió en una escuela de Jáchal en el año 2015. Ahora, el juicio está por llegar a su fin.
lunes, 09 de diciembre de 2019 · 10:16

El proceso judicial por el cual un joven demanda al estado provincial por los daños ocasionados por un accidente en la Escuela Agrotécnica de Jáchal, está llegando a su resolución. En ella, la jueza deberá decidir si da curso al pedido del demandante de una suma que asciende a $7.600.000, según cifras del año 2017, algo que se modificaría de ser favorable el fallo.

Según el abogado del demandante, el Estado provincial no se mostró predispuesto al diálogo en las instancias de mediación, es por eso que el juicio siguió el curso legal. Ahora, resta saber qué decidirá la jueza en lo Contencioso Administrativo Adriana Tettamanti.

Los hechos denunciados remiten al año 2015, cuando el damnificado, Ignacio Tejada, tenía 17 años y se encontraba cursando una materia junto a tres profesores en el establecimiento educativo. En esa ocasión, debían emprender la tarea de producir comestibles derivados del tomate, para eso se disponían a picar y procesar el fruto para envasarlo. 

A Tejada le había tocado la tarea de introducir el fruto dentro de una máquina trituradora con una mano, mientras que con la otra empujaba el producto con un palo. En medio de la operación, la mano del adolescente quedó atrapada en la trituradora y se debió llamar a emergencias para que intervenga personal médico.

A partir de la llegada de un profesional, la situación no mejoró, sino que se complicó al constatar éste que le era imposible retirar la mano en el lugar. Es que los riesgos eran muchos, la extremidad estaba muy trabada y si se ejercía la maniobra por la fuerza el joven podía perder demasiada sangre y entrar en un paro cardíaco. 

Por eso, además del médico y la ambulancia, debió intervenir personal de bomberos para poder cortar parte de la máquina y trasladar al paciente con el resto del aparato al nosocomio donde se lo operaría. Si bien pudieron salvar su vida, no obtuvieron un resultado favorable al intentar salvar su mano.

Ahora, el joven reclama al estado una indemnización a raíz de las nulas medidas de seguridad en las que trabajaban en el establecimiento educativo. Es que, cuando la mano de Tejada queda atrapada, no había cortacorriente cerca del aparato y un compañero de escuela tuvo que cortar la electricidad con una palo.

Además, la maquina era de condiciones precarias y no contaba con ningún sistema de seguridad. Es más, tenía partes forradas con lonas. De aquí el reclamo al Estado por no garantizar las medidas de seguridad en una escuela, instituciones que dependen de la labor de los Estados provinciales.

Es por eso que el abogado del joven de 21 años reclama el monto de 400 mil pesos por daño moral, 3 mil pesos por gastos de traslado en el momento del hecho, 1.844.000 para costear la prótesis que debe colocarse en la mano herida y 5.391.566 por la discapacidad originada a partir del accidente.