Policiales | violacion | abuso sexual | abuso infantil

Se fugó después de abusar del bebé de su ex pareja y ahora la amenaza por teléfono

El hombre está prófugo desde hace dos meses. La víctima tiene un año y tres meses y está internado por ser violado, asfixiado y golpeado.

Una mujer recibió el jueves pasado en su celular un mensaje de su ex pareja que decía: “Yo no arruiné a nadie, hija de puta. Basura mentirosa”. El hombre, oriundo de Alejandro Korn, está prófugo hace más de dos meses acusado de violar y ahorcar a su bebé de un año y tres meses, y dejarlo al borde de la muerte.

Rubén Oscar Pérez, quien estaba de novio con Griselda, es buscado por la Policía Bonaerense. En tanto que el nene permanece en el Hospital de Niños de La Plata, con un pronóstico complicado en la sala de terapia intensiva.

El caso se conoció el último 4 de noviembre cuando, según consta en la causa instruida por la fiscal Karina Guyot, Griselda salió de su casa a la tarde a hacer compras en el almacén de su barrio en Alejandro Korn. En su humilde vivienda, había quedado su bebé, fruto de una relación anterior, al cuidado de Pérez. A los 30 minutos, cuando la mujer volvió de comprar, se encontró con su novio en la puerta de calle, sumamente nervioso. 

“El nene no despierta, no sé, le pasa algo. Parece que no respira”, le informó el hombre. Griselda agarró a su hijo y comenzó a pedir ayuda a los gritos. Un vecino los llevó a los tres al hospital más cercano. Y antes de llegar, Pérez le dijo al oído a Griselda: “Decí que fue la niñera”.

Una vez en el hospital Cecilia Grierson en Guernica, los médicos revisaron al bebé, le operaron la cabeza y lo internaron en terapia intensiva. Además, le realizaron una craneotomía para que pueda drenar el líquido que se había acumulado por los golpes recibidos y que le habían provocado una hidrocefalia. También le practicaron una traqueotomía para que pueda respirar.

Al salir de la revisión, los especialistas le dijeron a la madre que su hijo había sido violado, golpeado y asfixiado. Debido al abuso que sufrió, el chico generó un cuadro de estrés agudo que lo lleva a sufrir picos de hipertensión. En paralelo, Pérez se escapaba del lugar y se convertía en prófugo de la Justicia.

Hasta el momento, todo sigue en la misma condición, solo que ahora el hombre se comunica con Griselda para amenazarla. El intercambio de mensajes entre la mujer y su ex pareja prófuga se dio a través de la aplicación de mensajería de Facebook.

En el primero, Pérez le escribió lo siguiente: “No hay un día en que no piense en luchar, mi bebé. No tenés una idea cómo estoy sufriendo”. Frente a eso, la madre de la víctima le respondió: “Dejame en paz. Ya me arruinaste mi vida y la de mi bebé. Él está sufriendo, sabés, lucha por su vida”. Y a partir de ese momento la conversación se tornó sumamente agresiva: “Yo no arruiné a nadie, hija de puta. Estas de piya (sic) vos, basura”, agregó el hombre.

En otro de los mensajes que Pérez le envió a su ex pareja, el prófugo se desliga del ataque al bebé y manifiesta: “Cómo podés creer que yo violé a tu bebé. Me duele en el alma que creas eso siendo que vos compartiste lindos momentos conmigo. Yo te amo con locura y jamás haría una cosa de esas y mucho menos a una criatura”. El último mensaje apunta directamente a manipular a Griselda: “Yo me voy a matar”.

Síganos en Google News