Córdoba

Bala perdida en Córdoba hirió de gravedad a una nena de 4 años

Su madre confirmó que tiene perforado un pulmón y el hígado. El disparo habría venido de guardias de una concesionaria que quisieron disuadir a ladrones.
lunes, 27 de enero de 2020 · 19:23

Una niña de 4 años está internada en el Hospital Misericordia de la capital cordobesa por recibir una bala perdida en barrio San Alberto, provincia de Córdoba. El episodio se registró el viernes cerca de las 19.30, cuando la menor jugaba en la entrada de su casa.

El director del Hospital Misericordia, Carlos Giordana, indicó que la paciente evoluciona favorablemente y que este lunes pasó de terapia intensiva a cuidados intermedios.

Las primeras versiones indican que el disparo habría sido efectuado por guardias de seguridad de un grupo de concesionarias que linda con la zona donde vive la familia de la menor afectada.

Los empleados, según sostiene la familia, habrían querido ahuyentar a supuestos delincuentes que buscaban traspasar el alambrado del predio.

La madre de la niña, Johanna, indicó a Cadena 3 que el proyectil le afectó el estómago y le perforó el hígado y el pulmón. "Estaba jugando afuera de casa cuando se escucharon disparos. Mi cuñado estaba al frente y salió corriendo para llamarla a mi sobrina (que jugaba con la niña). Cuando va a entrar recibe una bala. No sé de dónde vino", describió.

"Supuestamente viene del predio de Autocity, según me dijeron. Le perfora el pulmón y el hígado. Salió a un milímetro de la columna y está estable", agregó.

La mujer apuntó que luego del episodio su suegro salió y preguntó al encargado de seguridad del local "por qué tiran tiros" y "qué pasó". "Le dijo que no escuchó nada, subió la ventanilla del auto y se marchó", concluyó.

¿Cómo está la niña?

El director del nosocomio explicó que tenía "un poco lesionado el pulmón", por lo que tuvo que entrar de urgencia al quirófano, donde se le realizó un drenaje para que el órgano no colapse ante la presencia de sangre.

"Ingresó el viernes con una herida de arma de fuego en el tórax, con orificio de entrada y salida, por lo que la bala no quedó en su cuerpo", aclaró. Y precisó el estado de salud: "Estuvo estable y este lunes se logró retirar el tubo. La evolución es buena pero sigue en observación y con tratamiento antibiótico para prevenir posibles infecciones". 

"Empezó a alimentarse por sus propios medios y está estable. La evolución viene siendo muy buena. Creemos que su vida no corre peligro pero está en observación", concluyó.