Argentina

Parricidio en Neuquén: dos jóvenes decapitaron a su padre y para la defensa no son un peligro para la sociedad

Debido al contexto de violencia intrafamiliar, la abogada defensora declaró que no son un peligro para la sociedad.
martes, 28 de enero de 2020 · 19:58

El grotesco asesinato ocurrió el domingo por la mañana en el barrio Zona II de Zapala, cuando dos hermanos golpearon salvajemente a su padre en la cabeza y en plena calle lo decapitaron. Los acusados se encuentran detenidos y aún cuando serán acusados por homicidio agravado por el vínculo, lo cual terminaría en prisión perpetua, su abogada defensora pedirá prisión domiciliar, ya que resaltará el contexto de violencia familiar por la que los jóvenes fueron sometidos durante años.

Según los testigos del caso, la pelea tuvo lugar en la vivienda familiar ubicada en la intersección de Saqui y  Cañadón alrededor de las 06:00 am. Sin embargo todo parecía haberse calmado, hasta que a las 9:00 hs, el padre de familia fue sacado a la calle al grito de “Yo voy en cana pero vos no le pegas más a mí mamá” de uno de sus hijos. Al llegar la policía se encontraron con una escena salida de una película de terror: la cabeza de Orlando Jara de 51 años sobre su torax con un cuchillo incrustado. Sus dos hijos de 20 y 27 años fueron detenidos sin resistencia alguna.

No obstante, Natalia Godoy la abogada defensora, pedirá prisión domiciliaria para ambos, puesto que considera que no son un peligro para la sociedad, ya que los jóvenes nunca tuvieron conflicto alguno e incluso el mayor estuvo en una misión en Haití con el ejército. Prontamente tendrán una entrevista con un psicólogo, un psiquiatra y un asistente social, lo cual les daría una estrategia.

Por el momento se está intentando determinar cuál era el contexto social en el que vivían, puesto que de todos los testimonios surge un punto de conexión: violencia crónica y violencia de género y ellos siempre en el medio intentando resguardar a su madre, todo el mundo concuerda que se estaban defendiendo de otra agresión de su progenitor. Por el momento no queda claro el papel de Matías Jara (el menor), sin embargo los testigos señalan a Fernando como el autor material del hecho.    

Más de