Argentina

Un hombre podría ser condenado a 30 años de prisión por abusar de sus seis sobrinos

El agresor es un conocido comerciante gastronómico de la ciudad de Neuquén que abuso de los niños durante años. Una de las victimas, ya tiene 26 años y su tío comenzó a abusar de ellas en 2001.
sábado, 15 de febrero de 2020 · 08:20

Un hombre fue acusado por la fiscalía de delitos sexuales de la ciudad de Neuquén por abusar y violar a seis sobrinas y a un sobrino, cuando tenían entre 8 y 14 años, en varias oportunidades, estando a su cuidado. 

El primer ataque se produjo en 2001, cuando abusó a una de sus sobrinas, de 8 años. A esta víctima, a lo largo de 17 años, la sometió causándole un daño psicológico importante. A la niña la acechaba en la vivienda de la abuela y lentamente fue incorporando frases tales como "qué buena estás, mirá cómo te vestiste", para luego tomarla con fuerza y abusarla.

La víctima, que hoy tiene unos 26 años, fue abusada una cantidad de veces innumerable a lo largo de 17 años hasta que logró develar lo ocurrido para luego denunciarlo.

Otra de las sobrinas sufrió los ataques entre los 11 y 13 años, cuando el hombre quedaba a su cuidado en su local comercial céntrico de Neuquén.

En uno de los ataques que sufrió esta adolescente, el chacal llegó a cerrar el comercio para violarla, situación que se repitió en otra ocasión en el auto del atacante en la zona oeste de la ciudad. Otras sobrinas sufrieron el mismo accionar en la casa del hombre, en su negocio y hasta en su vehículo particular.

En algunos casos, el depredador les supo facilitar dinero a las víctimas y pedirle que no contaran nada para no afectar a la familia.

Ocurrió en agosto de 2014 y al chico lo sorprendió en el garaje de la casa en la que funciona el comercio, donde lo abusó sexualmente en varias ocasiones. El adolescente de 14 años quedó atónito ante el accionar de su tío.

Todas estas denuncias derivaron en una investigación de la fiscalía de Delitos Sexuales que avanzó con lo testimonios, y el fiscal Andrés Azar acusó al hombre durante esta semana por casi todas las figuras previstas para este delito en el código Penal.

El tío declaró en una audiencia que los menores en su momento " confundieron cariño y afecto con otra cosa". De esta manera se defendió fingiendo ser víctima de la situación.

Por la cantidad de víctimas, hechos y modalidades, la pena va de 12 a 30 años de prisión.

Fuente: La Mañana Neuquén 

Más de