Policiales | san juan | violencia de género | maltrato

San Juan: amenazó de muerte a su pareja después de morderla y darle una paliza

Ocurrió en San Juan. El sujeto se encuentra detenido. Hace 6 meses convivía con su novia y le propinaba ataques feroces con frecuencia.

Una mujer sanjuanina de 24 años vivió una noche de terror a causa de los feroces ataques de su pareja. Si no intervenía un transeúnte y, luego, la policía, Jorge Eduardo Díaz, de 26 años, seguía con su derrotero de violencia contra su mujer: la insultó, la golpeó, la atacó a mordiscones y la amenazó de muerte.

Díaz y su pareja se encontraban en el domicilio de calle Pellegrini e Ignacio de la Roza, del barrio La Bebida, ubicado en la localidad sanjuanina de Rivadavia, donde conviven desde hace 6 meses. En un momento, según relató la mujer, empezaron a discutir y cuando la joven trató de abandonar el domicilio, el hombre se enfureció y, tras insultarla con vehemencia, la amenazó diciéndole "te voy a matar", entre otras frases intimidantes.

Y hubo más, porque, lejos de calmarse, la golpeó con sus puños en distintas partes del cuerpo, principalmente en el rostro. Luego la mordió salvajemente, produciéndole todo tipo de lesiones en labios, rostro y brazos. Desesperada y temiendo por su vida, la mujer huyó del domicilio tratando de evadir los ataques, se dirigió hasta la avenida De la Roza, buscando un colectivo que la sacara de ese lugar, y fue en ese momento cuando un pasajero de uno de los micros que transitaban por el lugar pudo percatarse de que este hombre quería seguir agrediéndola, ahora en la vía pública.

Este pasajero divisó una patrulla policial de la Base Policial La Bebida y les contó lo sucedido. Así las cosas y con la descripción de este hombre, salieron a buscar al agresor, ubicándolo casi a la altura de la puerta de ingreso de la escuela Juan Jose Castelli. El sujeto seguía discutiendo con su mujer, quien aterrada negó que sus heridas fueran por la golpiza. Sin embargo, minutos después, nerviosa, se quebró y confesó.

A Díaz le imputaron el delito de lesiones leves agravadas por ser cometidas en contexto de violencia de género y amenazas. Luego, la mujer, en sede policial, dijo que no era la primera vez que le pegaba y que no lo había denunciado por miedo. En cuanto a Díaz, la planilla de antecedentes arrojó que tiene expedientes en su haber por robos y contravenciones, pero ninguna condena.

Síganos en Google News

Dejá tu comentario