Santa Fe

Ya son cuatro los presos muertos por los disturbios en el penal de Santa Fe

La crisis en la cárcel de Las Flores se prolongó hasta la madrugada de hoy. Allí murieron calcinados dos presos. Un tercero murió esta mañana en el hospital Cullen. Se suman al fallecido de ayer en Corona.
martes, 24 de marzo de 2020 · 10:27

Al recluso muerto en la cárcel de Coronda durante el montín generado durante la tarde del lunes en reclamo de mayores medidas de control ante la pandemia de coronavirus, se le sumaron otros dos presos fallecidos calcinados durante la noche en la cárcel de Las Flores, en la ciudad de Santa Fe. Y a primera hora de este martes, falleció en el hospital Cullen un tercer interno de Las Flores.

Así lo confirmó a Aire de Santa Fe el secretario de Asuntos Penitenciarios de la Provincia de Santa Fe, Walter Gálvez, quien explicó que la revuelta de Coronda pudo ser controlada con la llegada de la noche, pero en Las Flores la situación fue más difícil. Varios presos resultados con heridas.

El lunes cerca de las 15 comenzaron los conflictos en las cárceles de Coronda y las Flores. Por la tarde se registró un muerto y varios heridos en Coronda, mientras que los disturbios en Las Flores no cesaron. Durante toda la noche se trató de controlar la situación en los pabellones y recién cerca de las 4 de la madrugada los conflictos frenaron.

Los internos de Las Flores tomaron los pabellones 1, 2, 3, 4, 5, 6 y 10 y expulsaron a los guardias. Por la noche, ya circulaban por toda la cárcel y quemaron la instalación eléctrica. "Hubo 700 presos amotinados, se trata de ente el 40 y el 45% de la población del penal", informó Walter Gálvez. "Los fallecidos y los heridos fueron todos frutos de las reyertas entre internos, ninguno fue resultado del accionar policial", aclaró.

La situación se logró controlar cerca de las 3.30, cuando el penal se recuperó por completo. Sin embargo, durante la mañana de este martes se realizaba el recuento de presos.

El cuerpo de uno de los fallecidos quedó tendido en el exterior de los pabellones. Por el estado del cadáver, no lograron identificar al preso. El otro interno fallecido estaba en el interior del pabellón de ofensores (donde usualmente se ubica a los presos por violación), también incinerado.

En Coronda, los presos quemaron la sastrería donde se estaban confeccionando miles de barbijos que iban a ser distribuidos en la provincia en medio de la pandemia por el coronavirus.