Policiales | policía | vecinos | bala

Pelea vecinal en Corrientes terminó con dos hombres, una mujer y un policía baleados

Dos bandas de vecinos se pelearon y terminaron con múltiples heridos. El tirador sigue prófugo.

En la madrugada de este lunes se desató una batalla campal entre dos bandas de vecinos del barrio Virgen de los Dolores de la capital de Corrientes. El sangriento episodio terminó con cuatro personas heridas de bala, entre ellas un policía. El tirador ya fue identificado por los vecinos y la Justicia se encuentra en búsqueda de su paradero.

Según pudo saber el diario local El Litoral, los lesionados fueron identificados como José Toledo Cáceres (36), Patricia Alegre (33), Miguel Ángel Romero (57) y el cabo primero Roberto Pereyra. Este último resultó herido en su intento de asistir a los vecinos baleados.

Tras un alerta de emergencia por los disparos producidos, al lugar arribaron múltiples dotaciones de policías alrededor de las 02:30hs. Al llegar fueron recibidos con una balacera y uno de los proyectiles terminó en la pantorrilla izquierda del siboficial Pereyra, quien se había propuesto poner a salvo a los lesionados.

Toledo Cáceres fue herido en la zona del pulmón y Romero, apodado "Yiyo" recibió una bala en la zona del tórax. Ambas personas tuvieron que ser trasladadas de urgencia los hospitales Escuela y Vidal, respectivamente. La mujer de apellido Alegre también fue derivada a un centro de salud, puesto que recibió una herida de bala en la pierna derecha.

Según pudieron saber las fuentes del caso, el responsable de los disparos sería una única persona, un hombre conocido como "Michi". Se trataría de un reconocido ladrón del vecindario quien tendría antecedentes delictivos en su haber. Luego del incidente el sujeto se dio a la fuga y aun está siendo buscado por la policía.

Al lugar arribaron personal policial de la COmisaría Decimosegunda Urbana, el Grupo de Intervención Rápida GIR y efectivos de otras áreas de la policía. Si bien su llegada logró dispersar a los implicados, uno de ellos continuaba disparando contra los agentes, aprovechando las penumbras de la noche y la poca visibilidad desde los pasillos. Aun no transcendieron los motivos de la gresca.

FUENTE: ellitoral.com.ar
Síganos en Google News