Policiales | mujer | trata | Prisión

Condenaron a 6 años de prisión a una mujer que prostituía a sus hijas menores de edad

La mujer paraguaya fue condenada por trata de personas luego que se descubriera que prostituía a sus hijas, una de ellas era menor de 13 años.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal de la provincia de Corrientes sentenció este miércoles a 6 años de prisión a una mujer de ciudadanía paraguaya por el delito de trata de personas agravado, ya que una de las jóvenes era menor de 13 años. Fuentes de la investigación revelaron que eran sus propias hijas.

La condenada fue identificada como Hermelinda Villalba Bogado, quien luego de ser interrogada confesó su responsabilidad ante Juan Manuel Iglesias, el juez de Cámara. Al momento de admitir su culpabilidad también se encontraban presentes el secretario Mario Aníbal Monti, el fiscal general Carlos Adolfo Shaefer y Javier Ernesto Carnevali, el defensor oficial.

La mujer fue condenada a 6 años de prisión, agravado no sólo por la explotación sexual de una menor de 13 años, sino por ser coautora en un crimen organizado; también la multaron con $250.

La causa inició hace más de 10 años, en febrero de 2009, cuando una persona anónima realizó una denuncia en la Oficina de Rescate y Acompañamiento a las Personas Damnificadas por el Delito de Trata de Personas e inmediatamente el personal del escuadrón 47 "Ituzaingó" de Gendarmería comenzó su investigación.

El denunciante informó sobre un prostíbulo conocido como "Casablanca" donde explotaban sexualmente a dos menores de edad. Las adolescentes le pidieron ayuda y aseguraron estar allí en contra de su voluntad y que las movían todo el tiempo de lugar.

"El Ministerio Público Fiscal explicó que en su requerimiento de elevación a juicio entendió que Hermelinda Villalba Bogado trasladaba desde la ciudad de Encarnación, República del Paraguay, hasta nuestro país a sus tres hijas menores de edad, identificadas como D. B. V. B., M. A. V. y S. D. V. B., y las ofreció a los propietarios de las whiskerías “Casablanca” y “Señor Mongo” o “Misionero”, todo ello con fines de explotación sexual, y en el acuerdo mantenía ese criterio”, remarcó el fallo judicial.

A la causa se sumaron múltiples declaraciones de hombres que asistían a los mencionados prostíbulos.

FUENTE: ellitoral.com.ar
Síganos en Google News