Policiales | hija | joven | casa

Secuestró a la hija de su ex tras pedirle volver

Un hombre secuestró a la hija de 3 años de su ex pareja después de pedirle para volver a estar juntos

El domingo a la noche, la Unidad Investigativa de Maipú en Mendoza intervino en un caso que podría haber terminado en tragedia. Antonella fue a la policía junto con su amiga para denunciar que su expareja, Daniel Ángel Barrera Pereyra, secuestró a su hija Kiara de 3 años. Luego, la amenazó por teléfono con acuchillarla si la joven no accedía a retomar la relación.

Según se pudo saber, el joven se había separado de Antonella hace un mes. Cuando ingresó a la casa, agarró a la menor, la subió a una moto y escapó a gran velocidad. Los vecinos incluso contaron que se había caído, pero retomó el control y escapó. Cerca de las 18 le mandó un mensaje a la joven: “Hija de puta: andate para la casa y sacate una foto para que vea que estás ahí con tus cosas. Si vas con la Policía voy a cagar matando a la Kiara. Tengo un cuchillo y se lo voy a clavar“.

image.png
Un hombre secuestró a la hija de 3 años de su ex pareja después de pedirle para volver a estar juntos

Un hombre secuestró a la hija de 3 años de su ex pareja después de pedirle para volver a estar juntos

Poco después, el muchacho volvió a contactarla. “¿Por qué no me mandás la foto? Hacé lo que te pido porque la mato”. Agregó: “La voy a llevar -a Kiara- al Canal San Martín y la voy a tirar”. Tras dirigirse a la comisaría, los policías se desplazaron hasta la localidad de Recoaro, en Lunlunta, para hacer rastrillajes. Mientras, le pedían a Antonella que mantuviera la comunicación con Barrera Pereyra.

Cerca de las 21, comenzó a mandarles audios de Whatsapp alertando que había visto todo el despliegue policial. “¡Está lleno de policías! Te dije que no quería eso. Ahora voy a tirar a la Kiara al río. Te ordené que fueras a la casa pero ahora está lleno de cobanis”, gritó. A la media hora, cortó todo tipo de contacto.

Una vez que las fuerzas de seguridad se hicieron presentes en el domicilio, el joven estaba en el patio con la nena en brazos. No quería soltarla, a pesar de que estaba acorralado. Tras una ardua negociación, la Subcomisaria Mónica Delamer aprovechó un descuido del delincuente para arrebatarle a la niña y salir corriendo de esa vivienda. Cuatro efectivos frenaron al joven, lo esposaron y lo trasladaron a la Oficina Fiscal 10.

Síganos en Google News

Temas