Policiales | jefe | comisaría | Vehículos

Sospechan que un comisario misionero vende partes de vehículos secuestrados

El comisario de la localidad misionera de Capioví está sospechado de vender partes de rodados secuestrados por la policía.

Las autoridades judiciales y federales de la provincia de Misiones tienen en la mira al jefe de la comisaría de la localidad de Capioví como el principal sospechoso de una red dedicada a desarmar y comercializar repuestos y accesorios de los rodados secuestrados por los efectivos de la dependencia que se encuentran en el predio.

Tras una serie de investigaciones, la Justicia ordenó múltiples allanamientos que fueron ejecutados por Gendarmería Nacional. Los operativos tuvieron lugar en la comisaría mencionada, en la casa del uniformado y en otros domicilios donde se consideraba que podían encontrase algunos de las partes faltantes de los vehículos.

Comisaría.jpg
Jefe de la comisaría de Capiovi es el principal sospechoso de una red de desarmar y vender partes de vehículos secuestrados por la policía.

Jefe de la comisaría de Capiovi es el principal sospechoso de una red de desarmar y vender partes de vehículos secuestrados por la policía.

Entre estos últimos se allanó un taller mecánico y las casas de los clientes, que en algunos casos, aseguraron haber comprado al propio jefe de la comisaría pensando que se trataba de algo legal. Así informaron algunas fuentes del caso.

El escándalo salió a la luz luego de que un efectivo que prestaba sus servicios en la dependencia de Capioví presenciara algunas irregularidades como el faltante de algunas motocicletas secuestradas por infracciones. El policía decidió reportar el hecho a los superiores regionales.

A esta denuncia se le sumó el reclamo de algunos propietarios de los vehículos que aseguraron notar el faltante de repuestos y accesorios al momento de retirarlos de la comisaría de Capioví.

En el caso intervino el titular del Juzgado de Instrucción de la localidad de Puerto Rico, Manuel Balanda Gómez, quien solicitó la ayuda de Gendarmería para realizar las pesquisas.

La noticia causó gran indignación entre los ciudadanos de la localidad y los usuarios de las redes sociales, quienes no dudaron en mostrar su enojo y asombro ante el terrible hecho delictivo.

Síganos en Google News