Policiales | Maradona | psicólogo | casa

Los enfermeros de Maradona no tenían elementos para reanimación

Para el médico Leopoldo Luque, Diego Maradona no era un paciente de riesgo y sólo había que tratar "el tema de la adicción al alcohol".

Los imputados en la causa en la que se investiga un posible "homicidio culposo" ya son, el psicólogo Carlos Daniel "Charly" Díaz (29); la enfermera del turno mañana y tarde, Dahiana Gisela Madrid (36), y el enfermero de la noche, Ricardo Omar Almirón (37), se sumaron al neurocirujano Leopoldo Luque (39) y a la psiquiatra Agustina Cosachov (35) como imputados en la causa en la que se investiga un posible "homicidio culposo".

Desde la fiscalía de San Isidro, Patricio Ferrari, Cosme Iribarren y Laura Capra ven que el equipo médico interdisciplinario actuó de forma negligente.

El psicólogo sostuvo que vio a Maradona "muy caído anímicamente y se diseñó una internación domiciliaria en el barrio San Andrés de Benavídez, contando con presencia permanente de personal de enfermería y de acompañante terapéutico. Hacía más de 23 días que Diego Maradona no consumía ningún tipo de alcohol y tomaba la medicación a la perfección".

El enfermero de la empresa "Medidom" reconoció que no controló los signos vitales ese último día ya que "Diego no quería que lo molestemos, los primeros días se hacían controles "cada dos horas" pero "Diego se perturbó" .En ningún momento nos indicaron que era un paciente con afecciones cardíacas, nunca vi una epicrisis donde observar sus antecedentes. Solo nos dieron la indicación de la Dra. Agustina Cosachov y que básicamente era suministrar medicación psiquiátrica. No contábamos con elementos de emergencia, solo con la posibilidad de activar un código rojo, pero no teníamos los elementos de UTIM, que sería la Unidad de Terapia Intensiva Móvil, que se solicitan para pacientes complejos y que se componen de tubo de oxígeno, cardiodesfibrilador, monitor, etc".

Síganos en Google News