Chubut: Los nombres que no aparecen y la reunión que genera expectativa

Se buscan reemplazantes
lunes, 11 de noviembre de 2019 · 11:35

El gobernador Mariano Arcioni está buscando desde el jueves, incluso antes de anunciar por Canal 7 la renuncia, el reemplazante del ministro Coordinador de Gabinete, Federico Massoni, pero las horas pasan y no pudo encontrar aún un nombre y una respuesta positiva a los ofrecimientos que realizó.
En ese mensaje del jueves, el gobernador adelantó que al día siguiente iba a dar a conocer el nombre del sucesor, cosa que no pudo hacer pero, tal vez para cubrir el bache, adelantó que el actual secretario de Trabajo, Andrés Meiszner iba a ser el nuevo ministro de Educación, en reemplazo de Paulo Cassutti.
Meiszner, que hace dos años y un poquito más llegó a la provincia de Chubut desde su Quilmes natal, no podrá asumir como ministro, ya que no reúne el mínimo de residencia, cuatro años, requerido por la Constitución Provincial.
Lo curioso del caso es que, durante ese viernes en el que todos esperaban el anuncio sobre el reemplazante de Massoni, desde el propio oficialismo se hizo trascender el nombre del ex titular del RENAR (Registro Nacional de Armas) como posible Ministro Coordinador.
Durante todo el fin de semana, Arcioni no sólo buscó nombres sino que avanzó en una idea que, a todas vistas, aparece como descabellada y era que uno de sus dos pilares fuertes para ganar la reelección desde Chubut al frente, los intendentes de Trelew y Puerto Madryn, Ricardo Sastre, electo vicegobernador, asuman como Ministro Coordinador.
La respuesta a la propuesta, que en el primer encuentro recayó básicamente sobre Ricardo Sastre, fue negativa.  No conforme con ese rechazo, seguramente pensando en que necesitaba ese respaldo fuerte de sus socios políticos para terminar una gestión a la que le falta un mes, volvió a ofrecerle el cargo a Adrián Maderna, que también rechazó el convite.
Seguramente lo que buscaba Arcioni era dar una respuesta pública, y con una foto potente, a lo que se percibe luego de las elecciones del 9 de junio y que no es otra cosa que esa alianza política que le permitió seguir en el poder, y llegar al mismo con nombre propio, no goza de buena salud y convencimiento.
El fin de semana también trascendió que, luego de esos rechazos, Arcioni busca por estas horas dar un volantazo y sumar a su gabinete al intendente de 28 de julio Omar Burgoa que, en las PASO previas a las elecciones del 9 de junio, fue una especie de pata de Chubut al Frente dentro de la interna del PJ. Habrá que ver si esta idea se consuma y, sobre todo, si se mantiene como jefe de gabinete para la próxima gestión, ya que ¿Quién aceptaría un cargo tan caliente como este, sólo por un mes?
Otra pregunta que ronda es cómo Sastre y Maderna no pudieron, junto con Arcioni, encontrar un Ministro Coordinador en conjunto para que el designado continúe en el cargo cuando, dentro de un mes, comience la nueva gestión, en este caso la de Arcioni-Sastre.

LA REUNION
Hoy a las 18, en Casa de Gobierno, finalmente se concretará la reunión con los gremios docentes, esa que se reclamaba de hace tiempo y que se convocó luego de la represión, detención de Santiago Goodman, y renuncia de Federico Massoni.
Los gremios que, con ATECh a la cabeza siguen con otra semana de paro, tienen la expectativa de que en este encuentro aparezca una voluntad de diálogo e intento de solución al conflicto verdadero y no uno declamativo. Desde el gobierno, que es quien tiene la mayor obligación, se espera lo mismo.
Habrá que esperar para ver si el diálogo es serio esta vez y quien se sienta en la mesa. Hay una ligera expectativa para que en la misma  lo haga el propio gobernador Mariano Arcioni, quien para ello debería dejar de lado su idea de dejar las gestiones en manos de ministros, algunos renunciados de hecho pero todavía no reemplazados, que en estos cuatro meses no pudieron encontrar la solución.