Mundo | fuego | incendio |

¡Está loco! Amenazó con incendiar un bar que no le vendía una bebida energética

Ocurrió en la localidad inglesa de Wantage, Oxfordshire.

Un hombre amenazó con prender fuego el bar Stush después de que uno de los bartender no le vendiera una lata de Red Bull. El responsable, Michael Day, trabajaba en los dispensers de gasolina de las estaciones de servicio, cuando prendió su encendedor en el bar, que estaba lleno de gente, y empezó a gritar: “Voy a quemarlos a todos y cada uno de ustedes”.

Pero el hecho es que no vendían Red Bull en este bar. Tras ser detenido, el hombre de 38 años será juzgado por el incidente. De todas formas, después admitió el intento de incendio premeditado, además de dos cargos por amenaza de asesinato.

Durante la audiencia, la Corte de la Corona de Oxford oyó cómo Day se presentaba en el boliche bailable, a pesar de tener prohibida la entrada. La chispa se encendió cuando Day pidió para comprar una lata de Red Bull, pero le ofrecieron una bebida alternativa.

Según los empleados, el club no vendía esa marca, y Day se puso sumamente agresivo. Después los miembros de seguridad lo echaron. Pero no terminó allí. Day volvió a su hogar para plantear su venganza.

Gracias a las grabaciones de unas cámaras de seguridad, se puede ver a Day llevando un gran tanque de 20 litros de gasolina, acercándose en dirección al club. Mientras se acercaba a la entrada del club, se lo ve lanzar gasolina hacia la puerta. En ese momento, comenzó a salpicar toda la entrada del local, incluso mojó a algunos empleados.

Allí, la corte oyó a otros testigos asegurar que vieron a Day prendiendo un encendedor, mientras comenzó a proferir amenazas de muerte. Con un cigarrillo en la boca, el acusado no paraba de repetir: “Voy a quemarlos a todos y cada uno de ustedes”.

Síganos en Google News

Temas