Mundo | mundo | cáncer | niño

Tiene siete años y para apoyar a su amigo se rapó la cabeza

Olly Spencer le dijo a su mamá que no quería que su amigo fuera el único del salón sin pelo.

En Anstey, Inglaterra sucedió algo conmovedor: "Llegué a casa y le pregunté a mamá si podía raparme la cabeza, así Tommy-Lee no sería el único niño sin pelo en la escuela”, expresó el niño de 7 años, quien además logró recaudar 30 mil pesos para la organización benéfica para ayudar a jóvenes enfermos de la localidad de Leicester. Este increíble gesto se hizo viral y ya es conocido por todo el mundo, el sentimiento del pequeño Olly causo revuelo en todos lados: ''No quería que se sienta solo, explicó. 

Ins
Foto: Medio argentino TN

Con tan solo siete años, Olly Spencer tomó una decisión difícil para un niño, luego de que a Tommy- Lee, su amigo, le hubieran diagnosticado leucemia enfermó y perdiera todo su cabello, le pidió a su madre que le rape la cabeza.

El año pasado, Tommy- Lee Hetherington fue diagnosticado con leucemia linfoblástica aguda, la cual le afecta la médula ósea y glóbulos blancos y aunque su enfermedad disminuyó, a raíz del tratamiento al cual debió someterse durante meses, perdió todo s pelo. Desde aquel entonces, Olly decidió que quería verse igual que él, por eso un día llegó de la escuela y le preguntó a su mamá si podía raparse.  La mamá de Tommy-Lee, aseguró que debieron pasar por cambios muy grandes debido a esta enfermedad, de la noche a la mañana debieron iniciar una etapa muy intensiva de esteroides y transfusiones de sangre, y este tratamiento duraría alrededor de tres años y medio.

"Será mi mejor amigo y lo apoyaré siempre que pueda porque quiero que el cáncer desaparezca”, expresó Olly quien desde entonces no se ha vuelto a separar de su amigo.

 

Con información de Milenio. 

Síganos en Google News