Madeleine McCann

Caso Madeleine McCann: 12 años después, detuvieron a un detective

Paulo Pereira Cristovao formó parte del documental que relata la búsqueda mundial de la menor y cuestionó a los padres. Ahora está arrestado.
sábado, 07 de diciembre de 2019 · 14:55

Paulo Pereira Cristovao es un exdetective que participó de la investigación de la desaparición de Madeleine McCann, en 2007 y que recientemente fue visto en el documental de Netflix sobre el caso. Días atrás fue arrestado y condenado a siete años y medio de prisión.

Pereira Cristovao, para sorpresa de todos, “formaba parte de una red criminal que orquestó varios robos violentos en propiedades de Lisboa y en un resort en Cascaes”, según informó Infobae. La fiscalía que trabajó en los casos pudo determinar que el papel del exdetective en la banda era el de aportar información clave sobre las víctimas y sus hogares. En 2019 el profesional portugués fue desplazado de la Policía acusado de torturar a la madre y al tío de otra niña desaparecida para que hicieran una confesión falsa

Gonçalo Amaral, que fue investigador jefe del caso Madeleine McCann, también está sospechado de participar en la red criminal. pero seguirá en libertad hasta que se defina su situación judicial. El ex policía de 51 años escribió un libro donde acusa duramente a los padres de la menor de haber sido ellos los responsables de la desaparición, e incluso muerte, de la niña. En su libro “The Star of Madeleine” (La estrella de Madeleine) afirmó que el cuerpo de la pequeña había sido arrojado al mar.

Con el estreno del documental “The Disappearance of Madeleine McCann“, el apellido de la familia comenzó a resonar nuevamente en boca de todos. En esta producción se afirma que la niña británica, vista por última vez hace 12 años en Portugal, durante unas vacaciones familiares, todavía está viva y permanece secuestrada por una red de tráfico de personas. La producción de Netflix muestra entrevistas a decenas de expertos y figuras clave del caso, con la idea de difundir el caso y su posible rostro hoy, a más de una década de su desaparición. 

El investigador privado Julián Peribánez, contratado por los padres de la menor, explicó: “Las mafias usualmente van por niños pobres de países del tercer mundo. Es la principal fuente. El valor que tenía Madeleine era muy alto, iban a conseguir mucho dinero”. En referencia al aspecto de la pequeña. Tanto Kate y Gerry McCann, los padres, optaron por no hacer sus declaraciones para el documental porque no creen que colabore en la intensa búsqueda que realizan.

Más de